Inicio ACTUALIDAD ¿Gripe o Covid-19? Así puedes notar la diferencia

¿Gripe o Covid-19? Así puedes notar la diferencia

En los días previos a la pandemia, si tenías un resfriado y un dolor de cabeza, podías descartarlo como un resfriado común y continuar con normalidad, incluso si te sentías cansado o con cuerpo cortado. Pero durante la temporada de resfriados y gripe,

¿cómo puedes estar seguro de que es un resfriado y no covid-19?

La conclusión es que no puedes. Porque si bien los síntomas típicos de un resfriado son dolor de cabeza, dolor de garganta y escurrimiento nasal, esos síntomas ahora también son algunos de las principales señales de una infección por covid-19.

Sin embargo, el resfriado común es causado por una cepa de virus diferente a la del covid-19. La mayoría de los coronavirus, como el resfriado común, causan una infección leve en el tracto respiratorio superior y producen síntomas relativamente menores, como congestión nasal, dolor de cabeza y dolor de garganta.

Las personas que contraen covid-19 sufren síntomas respiratorios que pueden provocar tos, falta de oxígeno, dificultad para respirar y fiebre. La infección también puede provocar neumonía, insuficiencia renal y, en los casos más graves, la muerte.

En la mayoría de las personas, los síntomas del resfriado común en general alcanzan su punto máximo dentro de los primeros dos o tres días de la infección, mientras que los efectos del covid-19 aparecen de dos a 14 días después de la exposición.

El estudio ZOE de síntomas de covid-19 (covid.joinzoe.com), que está financiado por el gobierno del Reino Unido, ha identificado los principales síntomas asociados con el covid-19 y dice que varían un poco dependiendo de si has sido vacunado o no.

Dolor de cabeza

Aunque los dolores de cabeza son un síntoma menos conocido del covid-19, son una de las primeras señales, según el estudio ZOE, y son más comunes que los clásicos síntomas de tos, fiebre y pérdida del olfato. El estudio descubrió que los dolores de cabeza provocados por el covid-19 tienden a ser desde moderados a muy dolorosos, pueden ser “pulsantes”, “presionantes” o “punzantes”, ocurren en ambos lados de la cabeza en lugar de en solo un área, pueden durar más de tres días y tienden a ser resistentes a los analgésicos habituales.

Escurrimiento nasal

El invierno pasado, el estudio ZOE descubrió que el escurrimiento nasal era el segundo síntoma reportado con mayor frecuencia después de los dolores de cabeza, y casi el 60 por ciento de las personas que sufrieron pérdida de olfato y dieron positivo en una prueba de covid-19, también informaron tener escurrimiento nasal.

Pero ahora los datos indican que la prevalencia de la enfermedad es el factor más significativo. Por lo tanto, cuando las tasas de covid-19 son altas, también son altas las posibilidades de que el covid-19 sea el causante del escurrimiento nasal. No obstante, el estudio enfatiza que cuando las tasas de covid-19 son bajas, es menos probable que un escurrimiento nasal se deba al covid-19 y es más probable que sea por un resfriado o incluso a una alergia. El estudio concluye que, aunque muchas personas con covid-19 reportan un escurrimiento nasal, es complicado llamarlo un síntoma definitivo porque es muy común, sobre todo durante el invierno.


Estornudos

El estudio ZOE descubrió que estornudar más de lo habitual puede ser una señal de covid-19 en personas vacunadas, aunque enfatiza que es mucho más probable que los estornudos sean una señal de resfriado o alergia. Agrega que aunque muchas personas con covid-19 sufren de estornudos, “no es un síntoma definitivo porque los estornudos son muy comunes”.

Dolor de garganta

Muchas personas con covid-19 informaron a través de la aplicación del estudio ZOE que sufrieron de un dolor de garganta similar al de un resfriado o de una laringitis. Los dolores de garganta relacionados con el covid-19 tienden a ser leves y no duran más de cinco días, y es probable que un dolor de garganta muy intenso y que dura más tiempo tenga otra causa. Si persiste, comunícate con tu médico de cabecera. Aunque podría ser un síntoma de covid-19, la mayoría de las personas con dolor de garganta probablemente solo sufren de un resfriado. Según los datos de ZOE, casi la mitad de las personas que padecen de covid-19 informan haber sufrido dolor de garganta, aunque esto es más común en adultos de entre 18 y 65 años que en personas de la tercera edad o en menores de 18 años.

Pérdida del olfato

La pérdida del olfato sigue siendo el indicador más fuerte de una infección por covid-19, sin importar la edad, el sexo o la gravedad de la enfermedad de una persona. Si bien es posible que las personas con covid-19 no pierdan el sentido del olfato por completo, este puede sufrir cambios, por lo que quizá no puedas percibir los aromas fuertes y tu sentido del gusto también se vea afectado, de manera que la comida tenga un sabor diferente o parezca insípida.

Tos persistente

Se acepta en general que la tos persistente es uno de los tres síntomas principales del covid-19 pero, según el estudio ZOE, solo la sufren alrededor de cuatro de cada 10 personas enfermas del virus. En este contexto, “persistente” significa toser muchas veces al día, “durante medio día o más”. La tos provocada por el covid-19 suele ser una tos seca, en comparación con la tos de pecho que produce flema o moco, y que puede indicar una infección bacteriana. Una tos persistente tiende a aparecer unos días después de la enfermedad y suele durar unos cuatro o cinco días.

Hacerse la prueba es crucial

Si solo has recibido una dosis de la vacuna, el estudio ZOE descubrió que los principales síntomas son similares a los de las personas que recibieron dos inyecciones, además de que también es común la tos. Y para los no vacunados, los síntomas también son similares, pero se añaden fiebre y tos. Si sufres alguno de los síntomas, debes aislarte en casa y hacerte una prueba de PCR para covid-19 lo antes posible.

Artículo anteriorTercera Ola : Reniec reduce aforo en sus locales y ya no entregará DNI los sábados
Artículo siguienteLos colegios privados aumentarían sus pensiones desde 10% hasta 20%, estimó economista

Deja un comentario