Inicio Destacados Derrota al coronavirus reforzando tu capacidad inmunológica

Derrota al coronavirus reforzando tu capacidad inmunológica

77
0
Compartir

Frente a la amenaza viral del coronavirus, te ofrecemos un listado de productos alimenticios que reforzarán tu capacidad inmunológica y te harán salir victorioso de la cuarentena.

VITAMINA C: Naranja y todos los cítricos, Guayaba, kiwi, mango, piña, caqui, melón, fresas, bayas, pimientos, tomate, verduras de la familia de la col, hortalizas en general.

VITAMINA E: Aceite de germen de trigo, aceite de soja, germen de cereales o cereales de grano entero, aceite de oliva (principalmente el extra de primera presión en frío), vegetales de hoja verde y frutos secos.

VITAMINA A: Hígado, grasas lácteas (mantequilla, nata), huevo y lácteos completos. Fuentes alimentarias de beta-caroteno (cuando el organismo lo requiere, se transforman en vitamina A): Verduras de color verde o de coloración rojo-anaranjado-amarillento y ciertas frutas (albaricoques, cerezas, melón y melocotón…).


OTRAS VITAMINAS: El complejo vitamínico B aparece en la mayoría de alimentos de origen vegetal (verduras, fruta fresca, frutos secos, cereales, legumbres) y en los de origen animal (carne y vísceras, pescado y marisco, huevos y en los productos lácteos). Se debe prestar especial atención al ácido fólico, que encontramos mayoritariamente en la verdura de hoja verde, legumbres verdes, frutas, cereales de desayuno enriquecidos e hígado y con la vitamina B12, cuya fuente es específica de los alimentos de origen animal, especialmente abundante en el hígado y el marisco, pero también en la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos.

RECOMENDACIONES GENERALES:
** Realizar una dieta variada, basada en alimentos frescos y ricos en vitaminas y minerales.
**Recurrir a los baños de temperatura alterna que estimulan la circulación sanguínea y linfática y fortalecen el organismo.
**Emplear, en caso necesario, algunas plantas medicinales que ayudan a reforzar la inmunidad (equinácea, tomillo, escaramujo, ajo, hojas de grosello negro, espino amarillo….)
**Dormir el suficiente número de horas favorece el correcto funcionamiento de nuestro sistema de defensas.
**Realizar actividad física.
**Aprender a llevar un ritmo de vida más relajado y a evitar el estrés, ya que éste es uno de los principales enemigos de nuestro sistema inmune.
**Cuando la dieta no es equilibrada, existe la posibilidad de recurrir al empleo de complementos dietéticos bajo la prescripción de un profesional, teniendo en cuenta que al mismo tiempo se debe mejorar progresivamente los hábitos alimentarios.

Deja un comentario