Inicio Locales Lamentable! Esta madrugada falleció el doctor Gregorio Salvador Ríos.

Lamentable! Esta madrugada falleció el doctor Gregorio Salvador Ríos.

185
0
Compartir

Hoy 31 de julio en la ciudad de Huaral a horas 4 a.m. ha dejado de existir el doctor Gregorio Salvador Ríos, sociólogo y politólogo.
Sus restos serán velados en el local Auxilios Mutuos a partir de las 10:00 am.

Su velatorio se realiza en el local del Centro. Internacional de Auxilios Mutuos y su Sepelio se llevara a cabo el jueves 1 de agosto, en el «Cementerio la Paz», en los Naturales – Huaral.

Nuestras más sentidas condolencias a los familiares. Descansa en paz doctor Salvador.

SE FUE GREGORIO SALVADOR, UN LUCHADOR Y UN IDEALISTA

Por José Ramos

La última vez que me encontré con Gregorio Salvador, fue en la esquina de Cahuas y 28 de Julio, yo iba muy abrigado y Gregorio no me había reconocido porque iba con mi casaca y una capucha, Gregorio, le dije, él venía con una barba a lo Ataucausi y un pequeño bastón artesanal, nos abrazamos efusivamente, como en los viejos tiempos, le pregunté ¿cómo estás Gregorio?, yo sabía que él, al igual que yo, luchaba contra el aciago y ominoso cáncer, estoy bien Pepito, me dijo y empezamos a recordar tantas anécdotas vividas durante el tiempo de la dictadura Fujimontesinista, del tiempo de la marcha de los cuatro suyos, de la caída del régimen de Fujimori, de nuestro paso por FONCODES en Lima, donde él fue Jefe zonal del departamento de Lima y yo sus asesor jurídico, estuvimos bromeando durante cerca de una hora, me contó que había vencido el cáncer a la próstata, que le habían operado exitosamente en el Sabogal y que estaba muy bien, yo al mismo tiempo le dije que me había salvado de milagro, pero que el tratamiento me había hecho perder más de 18 kilos y que había sido como estar tres meses en el infierno, pero ya me estaba recuperando, pero que la lucha continuaba. Él me dijo riéndose a carcajadas: «yo ya ni pienso en el cáncer, trata de no pensar y vive el presente, que es todo lo que tenemos»,. Gregorio, le dije, me tengo que ir Nieves me está esperando con el pan para tomar desayuno, recuerdo que me dijo «el problema de las elecciones Pepe, es que, si no tienes platas estas cagado, por más buen candidato que seas». Nos abrazamos fuertemente y quedamos en vernos otro día.


Después no lo volví a ver, supe por terceras personas que el cáncer había vuelto, ahora más agresivo que nunca y que estaba en una fase que era prácticamente irreversible, de veras me apenó mucho, pero tome la decisión de no verlo, porque quería conservar siempre el recuerdo del Gregorio de carácter fuerte, el que nunca declinaba en sus convicciones de izquierda, el que no se amilanaba ante nadie, el que tenía el coraje para enfrentarse a todos los problemas y que siempre estaba dispuesto a darte un consejo, quería recordarlo siempre con su chaleco incaico y su sombrero, como lo conocí la primera vez que me lo presentaron en una reunión para tumbarnos la dictadura de Fujimori.
Yo no quería verlo derrotado por la enfermedad, y también creo, porque a veces cuando uno está pasando por esa terrible enfermedad, a veces uno ya no quiere ni que lo visiten, así que opte por preguntar siempre a las personas que sabían de él, sobre el estado de su salud.
Gregorio era ante todo un gran idealista un luchador, de los que ya no quedan en la política, era quizás la persona más preparada que haya tenido Huaral, estudió en Alemania, militó en la izquierda en Chile en Chile al lado del presidente Allende, fue perseguido por la dictadura chilena de Pinochet, pero nunca se olvidó de su sierra querida, escribió varios libros sobre el reino de Los Atavillos, y tenía unas ideas muy claras sobre lo que debería ser el desarrollo de Huaral y del país.

Con Gregorio conversábamos mucho de Filosofía, una vez me dijo “que pena Pepe que hayas empezado a leer filosofía de viejo, te va a faltar tiempo para que puedas comprender toda la filosofía”, fue Gregorio quien me contó la historia del filósofo Ficthe, quien había nacido de padres muy pobres y, durante su infancia tuvo que trabajar cuidando ocas para ayudar a su familia. Y que gracias al apoyo del barón Von Miltitz pudo Fichte comenzar sus estudios. El barón, después de verle imitar al pastor y escucharle repetir de memoria un sermón al cual no había podido asistir, se decidió a ayudarle”, esa historia me la contó emocionado Gregorio y de cómo Fichte había caminado durante varios días para poder ver al filósofo Kant.

Quizás los huaralinos y los peruanos no te hemos valorado en toda tu dimensión y hemos sido mezquinos e ingratos contigo. Sin embargo, hubo personas como el Dr. Solari que, cuando fue presidente del Consejo de Ministros pensó en ti inmediatamente para Jefe de Foncodes, el sabía de tu conocimiento, de tu desprendimiento y de tus convicciones sociales, de tu compromiso con los más pobres, pero muchas veces en nuestro país a los idealistas como tú lo dejan de lado y se impone el pragmatismo y el vil metal,
Ayer te soñé Gregorio, conversábamos con Lucho Guerrero, de política como siempre, y hoy día al abrir mi Facebook veo el mensaje de Lucho y tu foto, anunciando tu partida, entonces pensé que tenías razón cuando decías que somos uno y el universo, sé que has venido a despedirte de mí, te recordaré por siempre querido Gregorio..

www.facebook.com/juanjose.ramoscasazola/

Deja un comentario