Inicio Destacados Venezolanos habrían asesinando a combazos a dueño de carpintería en Trujillo

Venezolanos habrían asesinando a combazos a dueño de carpintería en Trujillo

1447
0
Compartir
Referencial

Un carpintero fue presuntamente asesinado por dos venezolanos a los que había dado trabajo en su taller ubicado en la calle Baltazar Villalonga 2242, en el distrito de El Porvenir en Trujillo. La víctima fue identificada como Leonel Manuel Sandoval Segura (32) y fue encontrado sin vida, por su hermano,

Según informó, al promediar las 2:00 p.m., fue hallado amarrado de pies y manos, con la cabeza destrozada. Al parecer, el occiso fue ultimado con una comba de construcción, encontrada con manchas de sangre, al costado de su cuerpo.
Según un trabajador del taller de carpintería, identificado como William Rojas, hace 10 días llegaron a trabajar como obreros 3 venezolanos, a quienes les dieron hospedaje en la casa del occiso, ubicada a una cuadra del lugar. Uno de los extranjeros había dejado de trabajar hace 2 días y se fue abandonando la casa.


Narró que al promediar las 8:30 a. m, salió junto al hermano del difunto a comprar madera, dejando a Manuel Sandoval trabajando junto a dos venezolanos. Al regresar a las 2:00 p.m, encontraron la puerta cerrada de la fábrica y por más que golpearon nadie salía a abrir. Al notar que algo raro pasaba, tuvieron que pedir permiso a una vecina del costado, para que puedan entrar por una pared del corral.

Encontraron el cuerpo sin vida y todas sus cosas revoloteadas, presumiendo que se haya tratado de un crimen planificado durante el tiempo que estuvieron laborando en el taller. Además los extranjeros habían desaparecido con 10 mil soles en efectivo, dos televisores plasmas, una laptop, dvd y otros artefactos eléctricos de valor de la fábrica.

También se apropiaron de las pertenencias de valor del inmueble donde pernoctaban. Los efectivos policiales de Criminalística llegaron hasta al lugar con la presencia de un representante del Ministerio Público. En tanto familiares y vecinos, con carteles en mano, exigieron justicia.

Deja un comentario