Inicio ACTUALIDAD Nacional Ancash: ex consejero regional asesinado, habría obtenido información comprometedora

Ancash: ex consejero regional asesinado, habría obtenido información comprometedora

454
0

Sin título-1

Ex consejero regional Ezequiel Nolasco muere de cuatro balazos en viaje de retorno a Chimbote

El exconsejero regional de Áncash Ezequiel Nolasco Campos, quizás el más tenaz opositor del presidente regional de Áncash, César Álvarez, fue asesinado de cuatro balazos a las 11:45 de la noche del viernes, en un restaurante de la ciudad de Huacho.

Nolasco regresaba de Lima con tres acompañantes en su camioneta 4×4 de placa COK-703 e hizo una parada en esta ciudad situada al norte de Lima para cenar y beber algunas cervezas, a insistencia de sus compañeros.

Esto ha generado extrañeza en algunas personas que conocieron a la exautoridad regional, ya que, según le dijeron a este diario, Nolasco Campos no acostumbraba a beber licor.

Según el diario 16 se pudo conocer, por fuentes en Chimbote, que la ex autoridad regional en los últimos días había obtenido una información delicada y comprometedora, la misma que supuestamente manejaba con estricta reserva.

Es posible que desde su salida de Chimbote, el jueves en la noche, Nolasco haya sido seguido por sus victimarios, los mismos que decidieron ejecutarlo el viernes.

Un detalle que empieza a despertar algunas interrogantes, de acuerdo a lo que le dijeron las mismas fuentes a este diario, es que uno de los que iba en su camioneta, su abogado Marco Sánchez, se retiró del lugar del atentado momentos después de que se perpetrara.

Es posible que Sánchez Ponte sea uno de los primeros en ser citados por la unidad policial encargada de investigar este suceso letal.

Otro de los que viajaron con Nolasco fue Sebastián Saavedra Vargas.

Nolasco había decidido volver a la política por el partido Unión por el Perú y desde allí hacerle frente a César Álvarez y competir con él por la presidencia regional en las elecciones de noviembre próximo.

El lunes iba a ofrecer algunas entrevistas a medios de la región y para el miércoles tenía programado viajar a Huaraz para lanzar oficialmente su candidatura.


.

AMENAZAS FRECUENTES

Permanentemente, durante los últimos cuatro años, Nolasco Campos fue víctima de amenazas y hasta de un intento de asesinato en el año 2010, cuando tres sujetos vestidos de policías ingresaron a su vivienda, en Chimbote, y dispararon a matar.

Por interponerse entre él y uno de los sicarios, su hijo político, Roberto Torres Blas, fue impactado por un balazo en la cabeza y murió.

Ni siquiera ese lamentable hecho fue óbice para que Nolasco siga fustigando al Gobierno Regional de Áncash.

Hace tres semanas, en Canal N, Nolasco Campos denunció que “en Áncash hay una mafia enquistada, una alianza narcotráfico-corrupción-sicariato, y cualquier opositor aparece muerto al día siguiente”.

En abril del año pasado, el programa dominical “#Esnoticia”, que conducía la periodista Rosa María Palacios, reveló en un reportaje que, para Nolasco, uno de los sospechosos del crimen de su hijo político era Luis Arroyo Rojas, alcalde provincial del Santa y expresidente de la Subregión Pacífico por el partido de César Álvarez.

De hecho, el atestado policial del crimen concluyó que el día del crimen se registraron llamadas desde el teléfono de Arroyo Rojas y de uno de los sicarios. Incluso, según las investigaciones, Arroyo habría estado a dos cuadras de la casa de Nolasco.

“Es decir, él habría estado monitoreando el asesinato”, señaló el exconsejero regional.

Ahora, ¿tenía algo que ver César Álvarez con ese intento fallido de ultimarlo? Nolasco dijo que sobre ese punto “no había claridad”, pues la justicia nunca le había levantado el secreto de sus comunicaciones.

Desde entonces las llamadas y mensajes con amenazas directas no cesaron.

Dos meses después de esa entrevista, la única testigo del asesinato de su hijo, Hilda Saldarriaga Bracamonte, fue asesinada de siete balazos en la víspera de una audiencia en la que iba a ofrecer su importante testimonio.

Hace algunas semanas los principales sospechosos del atentado en su contra fueron absueltos por el Poder Judicial. Por ello Nolasco se había dedicado a investigar supuestos actos de corrupción judicial en torno a este caso.

Aun así, tomó la decisión de seguir exigiendo justicia por la muerte de su hijo político. “No descansaré hasta que la mafia que dirige la bestia de Áncash (en alusión a César Álvarez) caiga, así me cueste la vida”, dijo recientemente Nolasco.

DATO: En 2010, Nolasco Campos recibió tres impactos de bala en el abdomen, pero afortunadamente no complicaron ningún órgano vital, por lo que se restableció. Su hijo político, Roberto Torres Blas, de 24 años, no tuvo la misma suerte

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here