Inicio COLUMNISTAS José Ramos Jaime Uribe y el mito de que Chancay pone al alcalde de...

Jaime Uribe y el mito de que Chancay pone al alcalde de Huaral

908
0
Alcalde suspendido Jaime Uribe Ochoa
Alcalde suspendido Jaime Uribe Ochoa
Ex Alcalde Jaime Uribe Ochoa

“También los cristianos primitivos sabían muy exactamente que el mundo está regido por los demonios y que quien se mete en política, es decir, quien accede a utilizar como medios el poder y la violencia, ha sellado un pacto con el diablo, de tal modo que ya no es cierto que en su actividad lo bueno sólo produzca el bien y lo malo el mal, sino que frecuentemente sucede lo contrario. Quien no ve esto es un niño, políticamente hablando”. (Max Weber)

POR: José Ramos Casazola

Siempre se ha dicho en las campañas electorales o preelectorales que, quienes aspiran a ocupar el sillón de Luis Colán, deben tener un buen aliado en el distrito de Chancay para poder ganar las elecciones en Huaral, sin embargo las estadísticas electorales de las tres últimas elecciones demuestran lo contrario.

Considero que es importante tener un aliado en Chancay, que te pueda dar en el mejor de los casos 8,000 votos, verbi gracia en las últimas elecciones Juanelo sacó 11,051 votos en Chancay y le dio a Grover Susanibar para la provincial 8,016 votos, lo que le permitió al candidato del PAP, que en el distrito de Huaral tenía 5,120 votos, colocar un regidor en la Municipalidad (César Valladares), quedando tercero con una votación de 14,587 votos.

Igualmente tenemos el caso del Ing. Alejandro Marín, que fue por Fuerza Regional; en el distrito de Chancay, su aliada Aurora Dulanto sacó 8,011 votos y le dio a Marín para la provincial 6,550 votos, los que sumados a su 9,000 votos que obtuvo en el distrito de Huaral, más los 1246 votos que le dio Salguero en Aucallama y los distritos de la Sierra, hacen un total de 17,967 votos, lo que le permitió a Marín quedar en el segundo puesto.

Estos dos ejemplos de las últimas elecciones, demuestran de manera palmaria, la importancia de tener un buen aliado en Chancay, sin embargo, si bien es cierto, es significativo contar con un buen candidato en Chancay, no es determinante para obtener el triunfo electoral en la Provincia, ya que un candidato bueno en la provincia, con una buena plancha de regidores, puede ganar las elecciones aunque no tenga un buen aliado en Chancay.


El caso del Dr. Jaime Uribe Ochoa es el arquetipo más diáfano para ejemplificar lo anteriormente señalado, el Dr. Uribe ganó dos elecciones consecutivas, sin necesidad de tener un buen candidato en Chancay, tanto en las elecciones municipales del 2006, como en las elecciones del 2010, en estas últimas, Jaime Uribe sacó en el distrito de Huaral,13,846 votos, lejos muy lejos de Alejandro Marín que saco en el distrito de Huaral, 9,000 votos, esta votación le permitió a Jaime Uribe ganar las elecciones sin necesidad de tener un buen aliado en Chancay, ya que solamente recibió 1763 votos de Chancay y 2093 votos de Aucallama, los cuales sumados a los de la sierra, hicieron un total de 18,742 votos, lo suficiente para obtener un primer lugar, es decir Uribe le sacó tal ventaja a los demás candidatos en distrito de Huaral, que no tuvo necesidad de que su aliado gane en Chancay.

Como las estadísticas y las matemáticas son exactas, esta cifras son irrefutables, y prueban de manera indubitable que, un buen candidato puede ganar las elecciones en Huaral, aun teniendo un pésimo candidato en Chancay, por eso es que discrepo de aquellos que sostienen que Chancay pone al alcalde Huaral, eso no es cierto, las dos últimas elecciones ganadas por el ex alcalde permiten afirmar que, Jaime Uribe acabó con el mito de que Chancay pone al alcalde de Huaral.

No estamos ante conjeturas metafísicas, sino ante hechos objetivos que permiten sostener que, Jaime Uribe Ochoa pese a quien le pese y a pesar de las diferencias y discrepancia que hemos sostenido, propias de una democracia, es un candidato con grandes posibilidades de ganar las elecciones, se debe tener en cuenta que en el distrito de Huaral su colchón electoral no baja de 13,000 votos, lo que indudablemente lo pone en un situación de ventaja sobre otros candidatos, aquellos que piensan que Uribe ya está muerto, cometen un error, en política no hay cadáveres.

Muchas personas van a confutar lo señalado respecto a Jaime Uribe y sostendrán con legítimo derecho, que Jaime Uribe ganó en el 2006 y en el 2010 por que estaba en el poder, esos es cierto, pero no invalida lo sostenido respecto al mito de que Chancay pone al alcalde provincial, Uribe lo demostró dos veces y cuidado que lo puede volver a repetir.

* Te gusta la música romántica esucha Radio de Baladas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here