Inicio COLUMNISTAS Último minuto: HUARAL A MERCED DE LOS EXTORSIONADORES

Último minuto: HUARAL A MERCED DE LOS EXTORSIONADORES

9446
0
Compartir

IRREFLEXIONES

(Edición Extorsionada Julio 2012)

En una dramática Conferencia de Prensa realizada en el Salón Túpac Amaru, el alcalde Vitito el Bazancito con sus funcionarios municipales en pleno, denunció que vienen siendo extorsionados por sujetos inescrupulosos, quienes los amenazan con dar a conocer a la opinión pública  fotos y videos que no son de ellos pero que se sí les parecen mucho.

“Desde ya les decimos que no somos nosotros, una prueba de ello es que no vamos a esos antros, nosotros vamos otros, que están en Huacho, como lo demuestra ese video colgado en las “Webbes”, que, dicho sea de paso, también está montado”, manifestó el alcalde.

Con los ojos preñados de lágrimas, Vitito, dijo que cada día tiene más trabajo: “no saben ustedes lo que cuesta irme a divertir, ya no puedo cantar ni bailar en los karaokes, debo de estar escondiéndome todo el tiempo de los fisgones, además, que para protegerme de los atentados urdidos por mis enemigos debo de usar chalecos antibalas y estos me aprietan el pecho y, a la hora de cantar, me salen más gallos que en granja sin médico veterinario y, eso no es todo, tampoco puedo bailar bien, ese pasito lunar en puntita de pie a lo Michael Yackson, no lo puedo realizar porque los benditos chalecos,- uso dos por si acaso-, pesan tanto que cuando me empino me duelen los callos…mi vida, a estas alturas, es insufrible ”

También tomó la palabra el subgerente de Retroceso Social y Económico, Pisa Churres, quién hizo conocer que era una de las víctimas de los extorsionadores: “Unos conocidos periodistas, que no me acuerdo quienes son, me están amenazando con publicar algunas “cositas” mías, desde ya, les digo que yo no tuve nada que ver con la orden que se le dio a una trabajadora para comprar papa  seca, eso, se produjo porque ella tuvo el pálpito de que, si no la compraba, la botaban del trabajo, yo no tengo la culpa de que ella sea pitonisa”

. .

Por su parte el gerente municipal Desastrìn mostró su honda preocupación por la situación de inseguridad en que se encuentra Huaral: “No entiendo el porqué hay tanta delincuencia en este pueblo, nosotros que hacemos lo posible y lo imposible por dar ejemplo de honestidad y capacidad, nosotros que cada día creamos más trabajo; dígannos ustedes, señores periodistas ¿cuándo las beneficiarias de los Comedores Populares y del Vaso de Leche han tenido tanto trabajo en conseguir sus alimentos?, ahora, gracias a nosotros, tienen todo el día para buscar que comer y no están pensando en estar sentadas frente al televisor viendo novelas alienantes. Es una pena decirlo, pero eso, no se nos reconoce

Llegada  la estación de preguntas, Vitito el Bazancito ordenó a Elmencito López, encargado de la oficina de Imagen y Mentira, de que solo preguntarán los periodistas que están en planilla: “Solo los que pasan por Caja pueden preguntar, porque no es justo hacer trabajar a quienes no cobran” Tomando aire y sacando pecho concluyó: “aquí nadie trabaja gratis, ahora, si quieren  recursearse que hablen conmigo, yo les enseño”.

La primera pregunta fue sobre quién tenía la responsabilidad de la seguridad ciudadana en Huaral: “Debe de ser el Presidente del Comité de Seguridad Ciudadana, pero, como usted ve ese fulano no hace nada…” respondió Vitito; “Pero usted no es el Presidente de ese Comité?…” le replicó el periodista, “¿Quién yo?”, fue la respuesta rápida y oportuna de Vitito. “No le haga caso mi alcalde, esa gente pregunta tonterías” le dijo, al oído, el gerente Desastrìn, quién luego de un suspiró profundo puso nuevamente su cabeza sobre los hombros de su alcalde protector y siguió durmiendo.

Como un resorte de lapicero antiguo Elmencito López se puso de pié y dio por terminado la Conferencia de Prensa: “Al  no haber más preguntas y para no despertar a nuestro gerente Desastrìn damos por concluida esta rueda de prensa…”; los periodistas protestaron, manifestando de que todavía no habían preguntado, a lo que, Elmencito, en forma enérgica le contestó: “Para que se demoran, pues” y dio por terminada la reunión.

Para ser fieles  a la verdad y, en aras de la objetividad, debemos de terminar esta nota diciéndoles de que llegamos a escuchar decir al señor alcalde: “Ahora mismo envíen a los chismosos de los periodista la relación de sus colegas que cobran en la municipalidad, para que, en otra oportunidad no se atrevan a estar preguntándome y, de esa forma, sepan que yo necesito mentir con tranquilidad”.

(Agencia Irreflexiones Express International)

Deja un comentario