Inicio Cultura La civilización de Caral tenía conocimiento en genética agraria

La civilización de Caral tenía conocimiento en genética agraria

264
0
Compartir

Hace más de 5 000 mil años, en la Ciudad Sagrada de Caral se estableció la civilización más antigua de América, casi simultáneamente con las de Mesopotania, Egipto e India.

 La Ciudad Sagrada de Caral, fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad, en junio del 2009 y se encuentra ubicada a 182 kilómetros de Lima, casi en pleno desierto, rodeado de valles y quebradas que albergan 32 edificios piramidales truncos, en 66 hectáreas de terreno.

 Las pirámides poseen un diseño de construcción planificada y arquitectura compleja, donde se utilizaron Shicras, una bolsa hecha de fibra vegetal.

 El último fin de semana se celebró el 17° aniversario del inicio de las investigaciones a cargo de la arqueóloga Ruth Shady, junto a cinco jóvenes egresados de la Universidad Nacional de San Marcos.

 Ruth Shady contó que durante este tiempo se revelaron evidencias sobre el intercambio de bienes con otras sociedades que poblaron la costa, sierra y selva.

 Además, se pudo comprobar que “los antepasados no solo han sido ceramistas, artesanos y orfebres; también realizaban actividades con fundamento científico y conocían técnicas de genética en la agricultura. Han desarrollado cuatro colores naturales de algodón: rojo, beige, crema, marrón” indicó Shady.

. .

 Asimismo, la civilización Caral tuvo conocimiento de ingeniería hidráulica y estructural. A pesar de los años transcurridos, los edificios piramidales son antisísmicos, precisó.

 Igor Vela, arqueólogo que contribuye con la investigación, dijo que los principales alimentos que se consumían en la “ciudad sagrada” eran el choro azul y la anchoveta. “Aquí se ha encontrado gran cantidad de vértebras de anchoveta”, enfatiza.

 Nuevos objetivos

 Se conoce que el hombre de Caral medía 1.65 centímetros; sin embargo, hasta el momento no se ha identificado un cementerio, esa sería una fuente grande de información para conocer la organización de la sociedad, manifestó Igor Vela.

 Adelantó que el siguiente paso en las investigaciones es determinar el sistema social y cuáles eran los modos de vida de los que estaban en el puerto y el valle.

 También se investigará e identificará el sistema de circuitos viales que utilizó la civilización Caral para el intercambio de sus productos.

Amenazas

 Como en varias regiones del Perú, la “ciudad sagrada” se ha visto amenazada por los mineros ilegales que se han instalado en zonas cercanas. “Hay 53 concesiones mineras y en Barranca 4 procesadoras”, refirió Shady.

 Otro de los problemas que tienen que enfrentar es el tráfico de tierras. “Hay sujetos que le han ganado juicios al Estado”, advirtió la arqueóloga.

Presupuesto

 Anualmente, el Estado entrega al proyecto un presupuesto de cinco millones y medio de soles. Además organismos internacionales colaboran con recursos para continuar con las investigaciones.

 Cada año, la «ciudad sagrada» recibe casi 44 mil turistas nacionales y extranjeros.

RPP

Deja un comentario