Inicio COLUMNISTAS No a la traición de Uribe y Valencia, Huaral no se...

No a la traición de Uribe y Valencia, Huaral no se vende Huaral se defiende

368
4
Compartir

 

JOSE RAMOS CASAZOLA

Después de escuchar las declaraciones del Presidente de Tierra Prometida, señalando que había visitado y coordinado las acciones previas a la toma de posesión, de  terrenos eriazos que se encuentran  en la jurisdicción del distrito de Aucallama, con el alcalde Dr. Jaime Cirilo Uribe Ochoa, pensé, hasta donde puede descender la vileza y la canallada por parte de este Satán Trimegisto, que sin importarle en lo más mínimo, la integridad territorial de nuestro hermano distrito de Aucallama, de  nuestra provincia  y de la Región Lima, comete la felonía de aconchabarse con  el Presidente de Tierra Prometida ,quien cuenta con el Certificado de Posesión otorgado ilegalmente  por la Municipalidad Distrital de Ancón y se reúne para maquinar semejante traición.

Este trío apocalíptico, no solamente se limita  esquilmar las arcas municipales, sino han ido mucho más allá, pretenden al igual que el caso del  Estadio Julio Lores Colán; (que no tuvieron empacho en entregárselos  al Poder Judicial, no obstante que se trataba de un terreno  afectado al servicio público del deporte); despojar al distrito de Aucallama, a la provincia de Huaral y a la región Lima  de más de5 kilómetros, con lo cual perderíamos jurisdicción,  sobre una enorme cantidad de terrenos eriazos, y la competencia y jurisdicción de la Policía nacional y del Ministerio Público amén de otras autoridades, serían hasta el Km 63, cuando actualmente es hasta el58.5 Km, de la variante; este acto de vileza política y de alta traición por  parte de estos judas modernos, debería llamar seriamente la atención del gobierno Regional, que hasta la fecha no ha dicho esta boca es mía.

. .

Aquí ya no se trata de la Asociación Sol Perú, ni de su Presidente Segundo Menor,  de lo que se trata es de la dignidad de la provincia y de la región, ya que no se puede permitir bajo ninguna circunstancia, que por problemas personales del alcalde, su gerente liliputiense y su aprendiz de asesor, se pretenda cercenar nuestro territorio, con el beneplácito de las autoridades municipales provinciales, las mismas que  son capaces de vender su alma al diablo, como en efecto lo han hecho,  con este acto tan deleznable, como el que han realizado.

Es menester que el Dr. Juan  Sarmiento Verástegui, nuestro Presidente Javier Alvarado y  el  Consejero electo por Huaral, Oswaldo Merino, entiendan la real dimensión del problema y salgan a defender nuestros territorios, ahora, o después tendremos que llorar como magdalenas, lo que no hemos sido capaces de defender como hombres. Es por esta razón que demandamos a las autoridades, a nuestra congresista Amelia Tang,  que es Huaralina, defender lo nuestro, al igual que demandamos al  inefable alcalde de Chancay Juanelo, que deje de hacerle  el juego a Uribe y se abstenga de declarar tantas estolideces, sino conoce bien el tema.

Mención aparte, es la valiente y decidida posición de actual alcalde de Aucallama Cesar Balcázar Labrín, quien hasta la fecha, es el único que está saliendo al paso de este  atropello, por parte de la Municipalidad Provincial de Huaral, de este entreguismo rastrero por parte de Uribe y Valencia.   Creo que César  demuestra sus dotes de gran estadista y entiende que la defensa de los territorios de Aucallama ,Huaral y la Región Lima, están por encima de nuestras  bajas pasiones o de nuestros egoísmos mezquinos; esta actitud tiene que se valorada por la población  y sobre todo por el Presidente Regional, quien debe tener en cuenta que un alcalde distrital  está poniendo el pecho en defensa de la integridad territorial de Huaral y la región, que lástima que los otros alcaldes de Huaral y Chancay no entiendan algo tan elemental, esto me recuerda a los Felipillos, cipayos y lacayos de todos los tiempos, que no lo piensan dos veces, cuando de traicionar a su terruño se tratas, con  tal se satisfacer sus innobles propósitos.

Solamente me queda decirles a estos judas, arrepentíos razas de víboras, aún están a tiempo, y al pueblo  de Huaral, no permitan que estos mercaderes  de las política, advenedizos y forasteros, que no aman a Huaral, consigan sus sucios y abyectos objetivos. ¡HUARAL NO SE VENDE, HUARAL SE DEFIENDE!

Deja un comentario