Inicio ACTUALIDAD Destacados Obispo de Huacho, FRASES QUE CONFUNDEN

Obispo de Huacho, FRASES QUE CONFUNDEN

obispo

La Revista Crítica público un artículo sobre las palabras que emitiera el Obispo de Huacho, el día de la colocación de la primera piedra del asfaltado de las 57 calles en Huaral.

Aquí el artículo de la Revista La Crítica

Podemos pecar quizás en este artículo, como todo cristiano, y bastaría pedir perdón a DIOS para librarnos del pecado; también podría equivocarse un sacerdote o, en este caso un obispo, como el Monseñor Antonio Santarsiero, Obispo de la Diócesis de Huacho, al verter su opinión en la que sería el público quien daría la razon a quien la tiene.

El presente lo hacemos con la mejor intención, por el respeto que se merece el obispo y todo creyente de la fe católica.

Al respecto, con motivo de colocación de la primera piedra de las obras de asfaltados de 57 calles en Huaral en la estuvieron presente las autoridades de la provincia, entre ellos el alcalde  del lugar Dr. Jaime Uribe, el presidente de la región Lima Nelson Chui, La consejera y el Monseñor Antonio Santarsiero, de la Diócesis de Huacho, refiriéndose al presidente regional el Monseñor refirió: «El presidente Chui merece un monumento. Si yo votaría, votaría por el» luego, al referirse por el alcalde Uribe, quien en varias oportunidades hizo referencia de Dios, expuso: “El Dr. Uribe, ha resultado ser más católico que yo”.

Lo cierto es que estuvo en momentos coincidencias. Las palabras del padre “Pepe”, que vertiera antes de las lamentables noticias de 3 asesinatos en peralvillo, parece que fueron predicciones y anticipo de los hechos fueron coincidentes con estos hechos, cuyos por menores que hicimos público en la edición anterior. Pero un mes después pareciera que Monseñor Santarsiero rompe el esquema al verter las expresiones que hacemos referencia y distancia sus conceptos con el padre “Pepe”.


Habría que buscar el concepto de lo que al respecto pueda verter Los Derechos Humanos, La Mesa de Concertación y la misma iglesia católica mediante sus Mandamientos, como de nuestra constitución y de todas las leyes universales que, como pensamos sin equivocarnos son fervientes católicos todos los representantes de la iglesia católica, como son los objetivos y principios que ponemos en relieve en cada una de nuestras ediciones al entender que no existe ni existiría desarrollo de un pueblo si de por medio no existe prioridad en un gobierno educador; como podríamos estar seguro que estando el Monseñor como alcalde, quisiera que todo el presupuesto se destine a los mas pobres y a obras que embellezcan la ciudad lo haría después de cumplir con los objetivos que tanto requiere el prójimo; eso muchos más en estas circunstancias en los gobiernos municipales , tanto de Huaral como de Chancay obtienen como milagro de Dios un presupuesto que jamás en la historia de los pueblos los tuvieron, suficiente para cambiar la mentalidad de la nueva generación juvenil que se nos viene, tal lo han hecho otros países del mundo y han alcanzado un alto nivel de desarrollo.

¿Que podría decir el Monseñor entonces del alcalde Chancay, Dr. Juan Álvarez, que esta haciendo “obras que jamás se hicieron en Chancay”? ¿Que Juanelo merece un obelisco de oro?

Pensamos que la iglesia debe regular sus conceptos sobre la política municipal tanto de Chancay como la de Huaral que ningún hombre pensante de cualquier parte del mundo, como un gobernador Finlandés, que hacemos referencia en uno de los artículos, como de cualquier país civilizado y de las instituciones que hemos hecho referencia, que interpretan el concepto del hombre, no estarán de acuerdo Creemos que en este momentos se necesita de medidas urgentes para definir el rol que le corresponde ejercer las municipalidades y es de la iglesia católica y evangélica amantes de los Derechos Humanos las que deben de dar la iniciativa, pero hasta el momento solo el padre “Pepe lo hace.”

Artículo anteriorCETPRO Huaral recibió apoyo de Secretario General de Patria Joven, Juan Sarmiento
Artículo siguienteNombran nuevo subgerente de policía municipal y seguridad ciudadana

Deja un comentario