Inicio Destacados ¿ A quién defiende el Defensor del Pueblo ?

¿ A quién defiende el Defensor del Pueblo ?

243
0
Compartir
Eduardo Vega Luna (Defensor del Pueblo)

Algo exaltado el Sr. Eduardo Vega Luna (Defensor del Pueblo), rechazó la propuesta de reducir la edad de imputabilidad penal de 18 a 16 años para los que infringen la Ley, argumentando que los adolescentes deben ser recluidos en Centros de Rehabilitación para lograr su reinserción a la sociedad. No sabemos en qué planeta vivirá el Sr. Vega Luna, pero en el Perú no existe ningún Centro de Rehabilitación. Lo que hay son Universidades del crimen donde los jóvenes sólo están recluidos hasta cumplir sus sentencias, esperando volver a las calles para demostrar que el encierro los hizo más duros y les enseñó a cometer menos errores al momento de perpetrar sus delitos. Caminar por las calles ya no es tan fácil como antes. Ahora es común que al despedirnos, nos digamos “ten cuidado”. Nadie está exento de ser víctima de un asalto y esto genera un miedo constante.

La persona o institución que sufre un robo se ve privada de su propiedad, lo que causa daño al patrimonio de las personas, empresas, instituciones y del propio país. A veces, esto ocurre con violencia. Se genera un clima de desconfianza, desesperanza y desánimo, de manera que la persona que es víctima de un robo se cuida más y toma medidas más estrictas y excluyentes en perjuicio de los que no roban. Esto encarece los costos de la vida, pues obliga a instalar medidas de seguridad como: la contratación de pólizas de seguro, construcción de infraestructuras de seguridad (paredes, rejas, cerraduras, etc.), contratación de personal, creación de áreas de seguridad en las instituciones y de instituciones de vigilancia en las ciudades, entre otras.

.

Por otra parte, en el caso del abuso sexual, no solo sufren los acosados, sino también los agresores, los testigos, los padres, los hermanos, los familiares: en definitiva, la sociedad entera. Los testigos de la violación padecen bloqueos emocionales, intelectuales y alteraciones de conducta que les pueden llevar a un final funesto. Sus sufrimientos no son transitorios y pueden desafiar un desarrollo futuro normal. El abuso sexual acarrea desconfianza en la víctima, además de originar conciencia de culpa y vergüenza , pues en cierta medida, queda la culpa inconsciente de haber incentivado dicho acto.

En el caso de los secuestros o raptos, el acto delictivo tiene como consecuencia la violación física y psicológica. Los secuestradores juegan con los sentimientos de los familiares de sus víctimas al amenazarlos con la muerte de éstos, si no pagan por el rescate. Asimismo, los delincuentes abusan físicamente de sus víctimas si éstas no son rescatadas.

En conclusión, la seguridad ciudadana es un bien público que el Estado debe garantizar y proteger. Enfrentar la violencia y fomentar la seguridad, por tanto, es manifestar la voluntad de conseguir un mejor desarrollo para nuestro país.

El delincuente Sr. Vega Luna, es un enemigo de la sociedad, es un depredador al acecho de sus víctimas, enemigo de los trabajadores y de los que sueñan con el desarrollo y el progreso de nuestro país. Lamentablemente la delincuencia nos está devorando. Su posición es una utopía y se nota que Ud. forma parte de ese pequeñísimo porcentaje que jamás ha sido víctima de alguna forma de delito. A los 14, 16 o 18 años, el delincuente sabe perfectamente lo que hace. Su función es defender al pueblo de todos los que atentan contra él. Sea más reflexivo con sus opiniones. El sistema Penitenciario para ser provechoso requiere de profundos cambios que involucren la inserción de una verdadera doctrina del trabajo y la meticulosa clasificación selectiva de los infractores. Eso en nuestro país, simplemente no existe.

En Huaralenlinea hemos decidido hacer una encuesta para democratizar el tema. Si está Ud. de acuerdo con la reducción de la edad de imputabilidad de 18 a 16 años, marque SI o NO.

ENCUESTA


Deja un comentario