Inicio Locales Martín Belaunde Lossio, ¿Otra vez el mismo delincuente?

Martín Belaunde Lossio, ¿Otra vez el mismo delincuente?

253
0

En este artículo publicado por la Abogada y periodista Rosa María Palacios, pone los puntos sobre las íes y agarra carne sobre este tan cacareado tema de MBL. Se resumiría con la expresión: Mucho ruido, pocas nueces.
Rosa Maria Palacios
Debo hacer una confesión inicial. El tema de este pobre diablo me harta. Darle millones de horas de atención a un delincuente que podrá haber sido cabecilla en la Centralita pero que no tiene ninguna posibilidad de ser interesante ni en su persona, ni en su discurso, me aburre. Hasta para ser personaje de policiales e intrigas políticas hay que tener carisma. Este sujeto no da la talla.

Hace un año que Belaúnde Lossio (y pongo expresamente el segundo apellido a pedido de algunos Belaúnde que están hartos de la asociación con este tipo) se escapó de la justicia. Un año. Y en un año, ¿qué ha dicho de interesante sobre los Humala? ¿Qué pepitas ha soltado? ¿Qué cosita terrible y jugosa que no sabíamos?

¿Les repartía una tajada de las licitaciones de la Constructora Antalsys a los Humala? ¿Les sacaba una alita de fondos públicos a sus amigos Presidentes Regionales para mejorar el patrimonio de la pareja presidencial? ¿Les consiguió dinero sucio en la campaña del 2006? ¿O en la del 2011? ¿El papá era cómplice de lavado de activos porque lavaban juntos la plata que Chávez mandaba de Venezuela e inventaban consultorías graciosas como “Soluciones Capilares”? ¿Él era el contacto con los venezolanos para la plata negra? ¿Coloco a la madre de uno de sus hijos como asesora de Nadine para agilizar el contacto y conseguir favores del Estado?

¿Ha dicho algo de esto? NO. Nada de esto ¡maldita sea! Y ahora, ¿qué cosa vamos a informar? La prensa, me incluyó, ha levantado hasta las alfombras para encontrar la conexión que lleve a la vacancia al Presidente Humala con ahínco. ¿Y que ha encontrado? Nada. Y como la nada aburre al lector, algo hay que inventar o estirar ¿no? Especular es divertido, pero no es noticia.

Portada tras portada, nota tras nota levantando banalidades. Por qué el acusado ha dicho superficialidades que abrían el apetito periodístico. “No voy a ir a la cárcel gratis”. Ya bacán. ¿Y qué más? Nada. Estoy “desilusionado” de los Humala. Macanudo, ¿cuentas más? No. Y cosas así, por meses.

Si este delincuente les tiene algo a este otro par, hace rato que hubiera cantado. Todo el enredo de la supuesta “colaboración eficaz” nos costó la salida de un Ministro de Justicia de lujo como Daniel Figallo, perseguido por una exprocuradora que hasta el día de hoy no ha acusado al ex Ministro de ningún delito. Lo primero que le pregunte fue eso (ella había sido fiscal y las dos entendíamos perfectamente cómo se acusa formalmente) ¿Qué delito le imputa al Ministro? Y su respuesta fue: “me reservo”. ¿Me reservo? ¿Cómo que me reservó? Y nunca lo denunció. Nunca. ¿Eso es serio?

Por eso me harta este caso. Los incumplimientos de la constructora Antalsys son concretos en las regiones y está bien documentada la relación de la empresa con un lobista Belaúnde Lossio que vendía influencias (simuladas o reales, eso es parte del proceso). La relación del fugado con César Alvarez, también está probada, y debe ir a juicio y por eso se le persigue.

Pero, ¿todo lo demás? Es un bla, bla, bla, desesperante. Ninguna prueba. A Nadine Heredia ya la pasaron por fiscalía el 2009 y 2010 (la de los adversarios apristas) y le archivaron toda la investigación de sus consultorías. ¿Hay algo nuevo? Me encantaría que hubiera. Pero no hay, pues. Entonces, ¿de que la acusamos? ¿De tenerle lástima a los hijos del prófugo?


Ahora estamos en un “usted dijo” y “yo no dije” prensa versus ministros que es ridículo. Porque ahora de lo que se trata es de hacer decir lo que no se dijo en un titular para que después se diga que tal autoridad “mintió” o “no hizo lo que tenía que hacer”. Veamos, si Humala y sus ministros querían facilitar la fuga y montar una farsa ¿Por qué no van a poner fecha al traslado? ¿Por qué no van a solicitar que lo encierren en un penal de máxima seguridad? Al contrario. En la teoría de la conspiración hay un pacto Evo – Humala para ayudar a la huida. ¿Y no cuidaron esos detalles para dar la apariencia de que todo iba encaminado? No tiene lógica alguna.

La verdad es que la fecha de entrega del extraditable se iba a definir con los bolivianos esta semana porque el pedido de la Fiscalía Boliviana llegó oficialmente el jueves pasado. El viernes todas las autoridades peruanas se reunieron para hacer el plan. No llegaron a comunicar fecha porque el prófugo se volvió a escapar. ¿Cuál es la suspicacia?
Miren, este idiota (porque tienes que ser un burro para no entregarte el primer día, cumplir 9 meses de preventiva e irte a tu casa) se fugó EN Bolivia. El papelón es de los bolivianos. Ninguna autoridad peruana puede disponer donde y como cuidar al fugado. ¿Por qué? porque habrán los que tendrán en menos a Bolivia pero resulta que es un Estado Soberano. El Estado Peruano puede solicitar muchas cosas pero no puede ejecutar ninguna medida porque no tiene “imperio” en Bolivia. No es una colonia peruana a la que le podamos mandar “comandos” para traer al procesado.

Hagamos un paralelo. No es uno bueno porque la categoría de los personajes es disímil pero tal vez por eso se note lo que quiero explicar. Cuando Alberto Fujimori intentaba hasta ser senador japonés en Chile e interponía toda clase de acciones para dilatar o impedir su extradición al Perú, ¿Quién dijo que recibía protección del Estado Peruano? ¿Y no tenía muchos políticos amigos en el Perú? Costó 2 años traerlo y un juicio que llegó a la Corte Suprema de Chile.

Otros prófugos famosos nunca han podido ser traídos ante la justicia porque se ampararon en dobles nacionalidades o se hicieron humo con la plata que robaron probadamente. La lista de ex funcionarios del gobierno de Fujimori y sus parientes directos es larga. Sus hermanas, su cuñado, sus ministros, ¿dónde están?

Si el Congreso quiere que el Ministro de Justicia renuncie, que tengan los pantalones de censurarlo y arriesgarse a que el Primer Ministro haga cuestión de confianza sobre la permanencia de su ministro. Si se la niegan, saben que les cerraran el Congreso. Esperen tranquilos al 1 de agosto para desmantelar el gabinete, pero de aquí a esa fecha resultan ridículas las bravuconadas si no se tiene el coraje de ejecutarlas.

Hoy ¡por fin! habló el Presidente Humala. El pobrecito tiene serios problemas de comunicación verbal y no verbal ante las cámaras que con los años sólo han empeorado. Un anunció importante, como ofrecer una recompensa, se hace con un poco más de detalle o espectacularidad. La nada, de nuevo. La defensa titubeante, la carga de no entorpecer relaciones diplomáticas con Bolivia, las acusaciones contra los especuladores sin señalar quienes, donde y cuando, como si les tuviera miedo a los medios y no pudiera articular correctamente la verdad. ¿Titular? “Le dijo delincuente a MBL” ¡Uy! Gran noticia.

Penoso, sí. Pero, ¿culpable de la fuga? No lo creo. Pruebas, no hay.
La prensa, me incluyó, ha levantado hasta las alfombras para encontrar la conexión que lleve a la vacancia al Presidente Humala con ahínco. ¿Y que ha encontrado?… Nada.

Deja un comentario