Inicio COLUMNISTAS La amenaza al Futbol Peruano

La amenaza al Futbol Peruano

524
0

El asesinato ocurrido el sábado pasado en el clásico entre Universitario y Alianza en el estadio Monumental y donde murió el Joven Walter Oyarce de 23 años que fue arrojado de más de 10 metros de un palco, saca la careta de lo que está viviendo una gran  parte de nuestra sociedad, una violencia e intolerancia más que preocupante y ello ocurre en todos los estratos sociales.

La medida tomada por el Gobierno de suspender la asistencia de aficionados a los estadios, será temporal y esa acción debería ser tomada como señal de duelo y reflexión por toda la población, este asesinato será el punto de quiebre para poder enfrentar en forma adecuada, integral y articulada el fenómeno de violencia que hoy vivimos en todas sus formas y manifestaciones.

Ya los diversos medios de comunicación han mostrado los hechos ocurridos, muchos testigos sostienen diversas versiones, como que la violencia ya se estaba dando antes que empieza el clásico no solo en los palcos sino también en varios sectores de las tribunas Sur y Norte, era un partido de alto riesgo y la policía había tomado las medidas adecuadas para antes, durante y después del partido, de acuerdo a su logística, equipamiento y con los recursos humanos a disposición la policía actuó en forma correcta, hay dos cosas que debemos tomar en cuenta , la seguridad total no existe y siempre existirá una gran brecha en materia de seguridad entre lo deseable y lo posible.

En la previa al partido por algunos puntos de la ciudad, como un puente de la carretera al Sur se sucitaron algunos actos vandálicos que fueron grabados por cámaras del Serenazgo, lo importante ahora es que no sea el principal aliado de la violencia y delito que es la impunidad, el Poder Judicial debe dar un mensaje muy claro a la población sancionando con el máximo que da la Ley a los asesinos del joven Oyarse, hay que sumar varias propuestas frente a este fenómeno como por ejemplo la policía ya no debería escoltar a estas barras bravas que en su marcha a los estadios van dejando temor y miedo en la población, quedara prohibido ir en manifestaciones alterando el orden público y los infractores deberían ser detenidos y pagar además una sanción económica, Los organizadores del evento serán los principales responsables de la seguridad del mismo, para ello deberán contratar en número suficiente a la seguridad privada, además los estadios deben de contar con mayores y mejores elementos, sistemas y equipos de seguridad como cámaras CCTV, detectores de metales, alcoholímetros, además de realizar las coordinaciones necesarias con las Autoridades respectivas y la seguridad pública.


Según mi opinión se debería nombrar un comité permanente de autovigilancia deportiva, entidad que sería la encargada de monitorear que se cumplan Normas, Leyes y medidas especiales que por el riesgo del evento se deberían de tomar, soy un convencido que con una adecuada planificación se minimizan los riesgos, para evitar acontecimientos no deseados y lo digo con conocimiento de causa ya que forme parte del grupo de análisis y operaciones de la empresa AControl Security que fue contratada por el IPD para la reinauguración del estadio Nacional y donde no hubo accidente ni incidente alguno, sin duda el tema pasa también por una inversión constante para equipos, sistemas y elementos de seguridad preventiva/disuasiva y el mantenimiento de los mismos, un modelo a seguir son las cámaras y software instalados en el estadio Nacional, sin duda los recursos humanos son igual de importantes por ello en adelante se deberían contar con seguridad privada y pública.

Ya entrando a lo que es la amenaza del futbol,  Cual es el germen de esa violencia , es una respuesta difícil, las llamadas barras bravas son en parte una excusa para realizar violencia y delitos, debemos asumir que existe el puro placer de la violencia, exacerbado por la ingesta de alcohol o drogas, esos barristas implicados en la muerte del joven Oyarse, son en su día a día, personas normales, llevan la vida como profesionales, empresarios, ejecutivos, comerciantes o estudiantes, su comportamiento suele ser correcto , pero cuando acuden a un estadio, cambian se transforman, se dejan arrastrar por la fuerza del grupo y diluyen su personalidad en el cobarde anonimato de la colectividad, las masas los protegen se sienten casi invulnerables sobretodo por la ingesta del alcohol o drogas, en esas condiciones son capaces de casi todo, solo así se podría  explicar el tirar como un saco de papas a un ser humano a  mas de 10 metros de altura, en realidad todo ello es una excusa para dar rienda suelta a la violencia que llevan por dentro, en muchas ocasiones por crianzas o ejemplos inadecuados de sus padres, el ejemplo  arrastra y los padres no debemos olvidar jamás que ningún triunfo en la vida podrá compensar un fracaso en el hogar.

El objetivo hoy será que tanto los actores públicos y privados unan esfuerzos para erradicar la violencia de los estadios, del deporte en general, como hacerlo en adelante habrá que saber Prevenir, Controlar y Sancionar con rigor cualquier manifestación de violencia en el ámbito deportivo.
La violencia en el deporte podría darse por un aprendizaje que se inicia en el proceso de educación infantil y juvenil, sobretodo en valores, sumada a una inadecuada crianza en los hogares.

Finalmente Aprosec y la empresa Best Security especialistas en cámaras CCTV, están preparando una demostración del uso correcto de estos equipos, además adjuntamos propuestas que realizaron en España frente al problema de violencia en sus estadios. 

 CESAR ORTIZ ANDERSON

 

Deja un comentario