Inicio ACTUALIDAD Razones por la cuales debes adoptar a una mascota y no comprarla

Razones por la cuales debes adoptar a una mascota y no comprarla

179
0

Acariciar a un gato o perro durante solo cinco minutos ayuda a reducir el estrés y jugar con ellos aumenta los niveles de serotonina y dopamina que calman y relajan el sistema nervioso. La interacción positiva humano-animal aumenta los niveles de oxitocina en el cerebro.

Para aquellos que lo desconozcan se trata de una hormona que está involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y en la formación de relaciones de confianza y generosidad, lo que contribuye al bienestar de las personas. Tener una mascota en casa nos ayuda a la tranquilidad, comodidad y confianza y sobre todo los animales brindan felicidad.

¿Por qué deberías adoptar a una mascota y no comprarla?

Razones

  1. Salvación de dos vidas

Cuando se adopta una mascota de un refugio, no se salva solo una vida, se salvan dos; la de la mascota adoptada y la de la otra mascota que tomará su lugar y tendrá una segunda oportunidad de vivir una vida feliz y de encontrar una segunda familia. Los refugios para animales por desgracia suelen estar abarrotados y no tienen suficiente espacio para alojar a un animal y proporcionarles la comodidad que necesita. Por lo tanto, adoptar una mascota significa hacer un cambio al apoyar a una organización benéfica y luchar contra la superpoblación.


  1. Amor incondicional

El segundo beneficio, y el más obvio, de convertirse en «colega» de una mascota es el amor incondicional y la compañía de por vida. La afortunada mascota que ha sido adoptada no dudará en demostrar su gratitud en todo momento con todo su afecto. Si bien en cierto que al principio muchas se muestran más inseguras o miedosas, conforme se vayan acostumbrando a su nuevo hogar, nunca olvidarán el sentimiento de ese momento en el que se le dio una segunda oportunidad de formar parte de una familia.

  1. Mejorar la salud mental

La mayoría de los propietarios de mascotas tienen claras las alegrías que conlleva compartir sus vidas con un amigo peludo, pero las mascotas también aportan grandes beneficios para la salud. Un perro o un gato feliz puede mejorar el estado anímico de una persona y ayudar a su salud mental en general, incluyendo la depresión, la soledad, el estrés y la ansiedad. El acto de acariciar o abrazarles puede reducir la presión arterial y los niveles de estrés. No solo ayudan a la salud mental, sino también a la salud física porque dan la oportunidad de mantenerse activos durante todo el día.

  1. Muy positivo para los niños

Crecer con una mascota les ayuda a desarrollarse mental y físicamente. Puede enseñarles lecciones como la responsabilidad, la confianza, la compasión, el respeto y la paciencia. Las tareas sencillas que implican el cuidado de la mascota, como pasearles o alimentarles, les ayudarán a desarrollar la empatía por los demás. Se trata de un impacto positivo mutuo, tanto los niños como las mascotas disfrutan de las actividades de alta energía como de la hora del

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here