Inicio ACTUALIDAD COVID-19: Errores de comunicación publica en el GORE LIMA 

COVID-19: Errores de comunicación publica en el GORE LIMA 

133
0
Compartir

Existe lo que ya se considera un axioma sobre la información que se ofrece en casos de crisis: “Debe ser transparente, de calidad, creíble y rápida”; a lo se puede sumar, muy bien, que quienes la imparten tengan la capacidad de cumplir estos requisitos y la institución que la genera tenga una base sólida de prestigio de buena gestión.
Se da el caso que en la actualidad los encargados de las comunicaciones deben de lidiar con tres crisis, perfectamente identificables:

Una, que se crea dentro del GORE LIMA, cuya gestión viene siendo cuestionada, cada vez más, por sus decisiones erráticas e incomprensibles, con cambios constantes en sus direcciones y gerencias, en todos los niveles de gobierno, sin resultados a la vista.

Otra, es la crisis sanitaria como consecuencia de la pandemia COVID—19, que necesita un tratamiento muy exclusivo, por los factores tan especiales y desconocidos que presenta, por lo que, está siendo dificultoso enfrentarla y solucionarla.

-La tercera, es la que acompaña a la población las 24 horas del día: La crisis del miedo, que les es difícil soslayar, porque la sufren en todo instante.
Tomando solamente estos considerandos podemos darnos cuenta que los responsables de comunicaciones, dentro del Gobierno Regional de Lima, las tratan como si fuera una sola crisis y no hacen diferencias en su tratamiento.

Diariamente salen de sus oficinas una serie de comunicados y notas de prensa, con la apariencia de haber sido elaboradas con una misma plantilla, por la cantidad de frases e imágenes repetidas, si bien es cierto, en diferentes escenarios, sin embargo, todos representan lo mismo. Éstos, posteriormente son compartidos en las redes sociales, sin ningún comentario o critica de aporte adicional, por los medios de comunicación y comunicadores sociales que tienen contratos publicitarios con la institución regional. Los receptores, es decir, el pueblo, deben de sabérselos de memoria; lo que no sabe, es el objeto de gastar tanto dinero en publicitar algo que no ven y menos siente el beneficio.


Los principios de una buena comunicación muestran su ausencia, trayendo como consecuencia que ésta no sea transparente y creíble, y en vez de crear empatía y confianza, produce rechazo y, ésto, hace que aumente la mala imagen que exhibe el GORE LIMA, en la actualidad.

Es menester que exista un cambio en la política comunicacional de inmediato, porque la existente, si es que la hay, está generando desinformación la que puede llegar, incluso, a promover el pánico en la población, aparte del aumento del rechazo a la gestión del gobernador Ricardo Chavarría Oria y sus funcionarios.

Para que ello no suceda es necesario y fundamental trabajar con coherencia en la elaboración y distribución de la información que proporcionan.

Somos conscientes que las crisis, especialmente la sanitaria, es un fenómeno nuevo, por lo cual, es dificultoso identificar el o los problemas, sin embargo, eso no quita, la prioridad de contar con una información que genere confianza en el pueblo, para que logre revertir su incertidumbre y miedo, que podría animarlo a sumarse a la lucha contra la pandemia COVID-19, al entender y tomar conciencia de lo importante de su participación. Podrían lograr un beneficio adicional, como es, terminar con los mensajes alarmistas que circulan por las redes sociales, de parte de “opinadores especializados en todo” y de la “prensa amarilla”, expertos, en sacar ventaja en esta clase de circunstancia

Lo que menos se necesita en estos momentos aciagos y cruciales, es que, la comunicación sea usada de “bombero” con la única finalidad de combatir “incendios” para que no sigan dañando, aún más, la mala imagen de la gestión regional, forjada a pulso, por ellos mismos. Cuando deberían estar dedicados a lograr la confianza de los hoy desconcertados y sufrientes pobladores de la Región Lima Provincias.

Deja un comentario