Inicio ACTUALIDAD Policías con COVID-19 son detenidos en estado de ebriedad en Huánuco

Policías con COVID-19 son detenidos en estado de ebriedad en Huánuco

68
0
Compartir

No creen en nada. A dos efectivos policiales poco les importó estar infectados con la COVID-19 y estuvieron de parranda embriagándose. Los policías estaban aislados por su comando cumpliendo cuarentena al ser portadores del temido virus.

El primer caso es de un suboficial de 21 que labora en la División Nacional de Operaciones Especiales (Dinoes), en la capital de la República y llegó a Huánuco para estar aislado mientras se recuperaba del coronavirus.

La intervención del suboficial PNP se dio cuando un patrullero del distrito de Amarilis llegó a la vivienda ubicada en la Calle 9, inmediaciones del cementerio Divino Descanso, tras escuchar el grito desesperado de una mujer. Al llegar a la casa en mención los policías notaron la presencia de dos mujeres en estado de ebriedad junto al suboficial, quien al ser sometido a la prueba rápida de la COVID-19 dio positivo.

El fiscal Henry Sumarán investiga el caso y solicitó al Juzgado de Investigación Preparatoria de Amarilis prisión preventiva para el efectivo policial, quien es natural del distrito de Panao.


Ante el pedido del fiscal, en audiencia virtual el juez José Solís Canchari dispuso comparecencia con restricciones para el suboficial por lo que debe cumplir reglas de conducta.

El policía con COVID-19 ha sido aislado en por 14 días en un hotel del distrito de Amarilis, que dispuso la Diresa.

En tanto, el último lunes otro policía portador del coronavirus fue detenido en horas de la mañana a la altura de la cuadra 2 de la calle Leoncio Prado, en el distrito de Amarilis.

El policía fue detenido cuando protagonizaba una riña callejera en completo estado de ebriedad junto a un grupo de personas. El suboficial que labora en la Unidad de Servicios Especiales (USE) de Huánuco no portaba mascarillas y debía estar cumpliendo cuarentena desde el 22 de mayo. Luego de la intervención, el policía fue llevado al Depincri.

Correo

Deja un comentario