Inicio ACTUALIDAD Isabel Becerra, la policía que venció al coronavirus con la única ayuda...

Isabel Becerra, la policía que venció al coronavirus con la única ayuda de su hijo de 13 años

241
0
Compartir

El 23 de abril ya mi cuerpo se descompensó y fue a la Sanidad de la Policía, me dieron unas pastillas para que me baje la presión y la fiebre. Regresé a trabajar, yo no imaginaba que podía ser coronavirus”, recuerda.

 MTC: quedan establecidos los lineamientos para transporte de pasajeros, carga y mercancía

Los días pasaban, y la mujer policía cada día estaba peor, por lo que su capitana le sugirió que llamará al Minsa para que pida le hagan una prueba. El 25 de abril el personal del Ministerio de Salud llegó a su casa, le realizaron la prueba molecular, cuatro días después, era confirmado: Isabel Becerra tenía coronavirus.

Si no recibiste bono, inscríbete desde el sábado 9 de mayo 

Sin embargo, apenas lo supo, la interrogante en la cabeza de Isabel, más que pensar en su vida, era ¿quién iba a cuidar a su hijo Piero de 13 años? En una de las primeras personas que pensó fue en el padre de su hijo, pero este le respondió que era muy riesgoso.

“Yo puedo contagiarme”, le respondió. Su familia, quiso apoyarla, pero con las carreteras cerradas era imposible el traslado. A Isabel no le quedó otra que asumir la enfermedad, y vivirla acompañada de su hijo en su pequeña casa en Tacna. Eso sí, él la iba a cuidar, pero sin saber que ella estaba infectada de COVID-19.


“No quería preocupar a mi hijo. Gracias a Dios él tiene su cuarto y he tratado de estar lo más distanciada de él. Me ha asistido para pasarme algunas pastillas y o tomar algo caliente. Él ha sido quien me ha cuidado este tiempo. La policía me apoyaba enviándome la comida todos los días. Lo que he vivido en mi casa ha sido un infierno, los dolores han sido insoportables. Yo iba a ser internada, pero no lo quise, pues ¿Con quién se quedaba mi hijo?”

Isabel Becerra piensa que en los momentos de más dolor enfrentando esta enfermedad la idea de la muerte le rondaba la cabeza. “Si es difícil aceptar que te puedes morir, más doloroso es pensar que a tu hijo también le puede suceder lo mismo porque lo has contagiado. Esos momentos fueron terribles, sin duda los más duros de mi vida”, relata la suboficial de tercera.

“Piero (su hijo) se ha enterado hace unos días que he tenido COVID-19, y se niega a creerlo, me dice: ‘La gente con esa enfermedad se muere y tú estás viva’. A él también le han hecho dos pruebas la molecular y la rápida y gracias a Dios ha salido negativo en todas. A veces mi hijo venía a mi cuarto porque quería abrazarme o echarse a mi lado, pero le decía que no lo haga pues podía contagiarle ‘la gripe’”.

Hoy, a casi dos meses de haber enfrentado a este mal que viene matando a miles de personas en el mundo -con un tratamiento a base de paracetamol y otras pastillas-, Isabel Becerra pueda decir que lo ha vencido. Hace unas semanas fue dada de alta y apenas ayer se reintegró a sus labores como policía.

El Comercio

Deja un comentario