Inicio Locales COVID-19: La necesidad de un periodismo ético

COVID-19: La necesidad de un periodismo ético

162
0
Compartir

Pasados los primeros meses desde que tomamos conocimiento de la pandemia del Covid-19 y su gravedad, que, a estas alturas, aún, no se le conoce a cabalidad. A no ser, de su malignidad por la forma tan rápida que se viene propagando utilizando al ser humano como vehículo transmisor.

Tomando en cuenta que esta situación ha creado y lo sigue haciendo, inestabilidad social causada por diferentes factores basada en la incertidumbre, por un lado, al no saber a qué se está enfrentando y por el otro, cuál es rol que le compete desempeñar para aportar en la solución de la crisis sanitaria.

Como viene sucediendo, desde hace mucho tiempo, la atención inmediata va hacia los medios de comunicación, como una forma de tomar conocimiento sobre lo que ignora.
En la actual coyuntura sucede lo mismo, por lo que, hemos considerado necesario recurrir al buen criterio de quienes desarrollan labores dentro de las comunicaciones sociales, para que las informaciones necesarias y reclamadas por la población sean elaboradas con la mayor pulcritud, que no significa ocultar la verdad, algo inconcebible en el buen periodismo, sino, en hacerlo de tal forma, que, no cause alarma y aumente la ansiedad en la ciudadanía.


Ser cuidadosos y responsables al momento de escribir y/o editar. Tener la certeza, de que, lo que se va a publicar es cierto y no proviene de especulaciones u opiniones interesadas de personas que desean causar malestar, para alarmar. Tener la seguridad que es verdad y no creer que lo es. Todo artículo o entrevista debe llevar un enfoque de soluciones o que incentive su búsqueda.

Por lo que se aprecia en estos momento, a una gran mayoría de comunicadores sociales no les provoca cumplir con este requisito, que, por las circunstancias infaustas por las que atraviesa nuestro país, por causa de la pandemia, es prioritario cumplir.

Aprovechar el desconocimiento y temor de la población para ganar con titulares y noticias alarmistas, presencia dentro del periodismo, es más, que deleznable.

El compromiso entre todos los medios de comunicación y comunicadores sociales para brindar la información de manera responsable, es impostergable. El periodismo ético debe de reemplazar de inmediato, al que busca audiencias utilizando el sensacionalismo, publicando rumores sin ninguna verificación o producto de mentes afiebradas que en medio de la angustia del pueblo peruano, buscan reconocimiento.

Creemos, que no es mucho pedir, el pensar en los efectos psico-emocionales que puede causar la información a divulgar. La situación está empeorando por muchas razones, es menester, que el periodismo no esté entre ellas.

El panorama de tanta inseguridad exige la práctica de un periodismo que lleve esperanzas y no todo lo contrario, temor y desesperación, que son los alimentadores de la ansiedad, que, a la postre producen pánico en los receptores de la información.

Gaceta del Aire

Deja un comentario