Inicio ACTUALIDAD Dejarías que tu hijo limpiara los baños de su colegio? Conoce lo...

Dejarías que tu hijo limpiara los baños de su colegio? Conoce lo que ocurre en Japón

48
0
Compartir

Una forma de disciplina, aunque en Perú podría resultar controversial. En Japón es normal que los estudiantes de primaria y secundaria barran, sirvan el alimento de sus compañeros y practiquen el o-soji: lavar los baños.

Los alumnos no solo aprenden conocimientos de las materias. El maestro Toshinori Saito, en una entrevista a la BBC Brasil, explicó que en Japón, además de los cursos escolares, también aprenden a cuidar los bienes y espacios públicos, con el fin de que se conviertan en ciudadanos más conscientes.

Esta formación desde niños ha llevado al país a colocarse como una de las naciones más limpias en todo el mundo.

¿Cómo funciona esta tradición de las instituciones educativas? Los alumnos son divididos en grupos para realizar las tareas. Esto sucede de forma rotativa, de forma que todos participen, con previa coordinación de los profesores, en donde después del lunch, tienen que lavar los trastes usados, el salón y los baños.

¿Con qué objetivo?
El objetivo de limpiar todo lo que usan es lograr el sentido de responsabilidad en los ciudadanos, lo que se busca formar desde niños. A pesar de que este parezca un sistema educativo rígido, para los japoneses es un tema que se toma con seriedad, opinó Emilia Mie Tamada voluntaria del ABC Japan, organización sin fines de lucro que asiste a la integración de extranjeros y japoneses.


En Perú, ¿qué se puede hacer?
Capacitar: un niño se siente capaz cuando se le permite serlo, basta con dejar que hagan las cosas por sí mismos, contribuir les hace sentirse útiles. Hacer las cosas por ellos retrasa el desarrollo de capacidades.
Asignar tareas entre todos, mediante juntas familiares o escolares. Es importante no estancarse en una tarea.
Para una mayor autonomía, poner las cosas a su alcance.

Lo recomendable es empezar haciendo una tarea siempre con el niño, para que vea como se desarrolla, y finalmente llegará el momento en que este logre hacerla solo. No siempre saldrán las cosas perfectas ni como nos gustaría. La responsabilidad y la iniciativa se adquieren de manera gradual. Es importante valorar su contribución sin enfocarnos en la calidad de la tarea realizada.
Emplear “Tablas de rutina”: se puede utilizar con los más pequeños, es muy importante que participen en su elaboración.

Se trata de una composición de imágenes de forma secuencial, en las que se debe mostrar qué tarea corresponde a cada momento del día, en donde se pueden incluir pequeñas tareas domésticas. Estas aportan seguridad, orden mental y orientación en su día a día, evitando y previniendo conflictos.

Caretas

 

Deja un comentario