Inicio Politica Cifras dramáticas en la ejecución presupuestal de los gobiernos regionales

Cifras dramáticas en la ejecución presupuestal de los gobiernos regionales

30
0
Compartir
  • El dramatismo se acentúa en las regiones de Arequipa, Ancash, Ica, Lima Provincias, Huancavelica, Amazonas, Municipalidad Metropolitana de Lima y Ayacucho cuyas gestiones solo alcanzaron porcentajes alrededor de los 30 puntos porcentuales.

La ejecución del presupuesto asignado a los gobiernos regionales para la realización de obras tiene ribetes de dramatismo y escándalo dado que casi todos no han podido gastar los millones de soles destinados para el desarrollo de infraestructura, según el reporte del Ministerio de Economía y Finanzas al 1 de noviembre del presente año.

Solo el gobierno regional de Ucayali se acerca al porcentaje ideal en la ejecución de gasto (73.6% de 532 millones de soles); después de esta región, las veinticinco regiones restantes tienen una paupérrima gestión para utilizar el dinero asignado la cual tendrá como consecuencia que los recursos reviertan, irreversiblemente, al gobierno central para nunca más volverlos a tener.

Solo las regiones de Madre de Dios, Junín, Apurímac y Lambayeque han superado, hasta la referida fecha, el 50% la ejecución de su presupuesto, mientras que San Martín, Huánuco, Puno, Cusco, Loreto, Moquegua, Pasco y Tacna, apenas superaron el 40%.


El dramatismo se acentúa en las regiones de Arequipa, Ancash, Ica, Lima Provincias, Huancavelica, Amazonas, Municipalidad Metropolitana de Lima y Ayacucho cuyas gestiones solo alcanzaron porcentajes alrededor de los 30 puntos porcentuales. Lo peor de todo está a partir del 22° lugar con gestiones que lindan con el escándalo como Cajamarca (29%), Tumbes (25.3%), Piura (24.0%), La Libertad (21.4%) y Callao (9.0%).

Estas cifras resultan dramáticas dado que nunca más volveremos a tener dicho presupuesto para invertirlo en obras y peor aún, cientos o miles de trabajadores hubiesen recibido parte de estas cifras millonarias mediante la fuerza de su trabajo, por ello el daño es irreversible.

Por Alejandro Aranda -Periodista / Huaralenlinea.com

Deja un comentario