Inicio ACTUALIDAD Barra nutritiva hecha con insectos y creada por peruanos gana premio mundial

Barra nutritiva hecha con insectos y creada por peruanos gana premio mundial

21
0
Compartir

“Demolitor”, una barra energética fortificada a base de gusanos de harina, cacao orgánico, kiwicha, miel de abeja y tarwi, creada por el emprendimiento peruano «Ento Piruw», se impuso como la «Mejor propuesta nutricional» en un concurso mundial desarrollado en Grecia.

La iniciativa peruana ganó el premio mundial del Future Agro Challenge 2019, el mayor concurso de emprendimientos globales en la cadena de valor alimenticia, que se desarrolló en la ciudad griega de Thessaloniki.

Demolitor contiene dos veces más hierro que la carne, es altamente eficaz en la lucha contra la anemia y -a decir de sus creadores- revolucionará la industria alimentaria.

Ento Piruw propone una alimentación nutritiva y ecosostenible a través de productos a base de insectos aptos para el consumo humano, como el Tenebrio Molitor (gusano de harina), aprobados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).


La barra Demolitor puede ayudar a deportistas de alta competencia a mejorar los niveles de hierro en solo dos semanas. Ento Piruw también han desarrollado snacks orgánicos y chocotejas, ambas, elaboradas con larvas.

Los hermanos Eduardo y Rayza Lama, junto a Renzo Cateriano, conforman este equipo que busca introducir en el Perú una cultura de crianza de insectos para consumo humano directo e indirecto, práctica sostenible que actualmente es tendencia en otros países del mundo.

Ento Piruw ha destacado por su investigación e innovación a nivel nacional e internacional. Ha recibido soporte empresarial de Bioincuba, incubadora de negocios de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), que se encuentra gestionando 80 proyectos especializados en ciencias de la vida, salud, agro y medio ambiente.

Asimismo, ha sido ganador del Premio Reto Bio 2017, concurso impulsado por Innóvate Perú, del Ministerio de la Producción.

Deja un comentario