Inicio PORTADA Cocinero es asesinado de 16 puñaladas por extranjeros tras evitar robo

Cocinero es asesinado de 16 puñaladas por extranjeros tras evitar robo

197
0
Compartir

Un cocinero fue asesinado de 16 puñaladas el último domingo en horas de la madrugada en el asentamiento humano Ana Jara, del distrito de Salas – Guadalupe. Según la policía, las primeras investigaciones responsabilizan de este crimen a tres sujetos de nacionalidad venezolana.

LOS HECHOS. La PNP refiere que el móvil del asesinato habría sido el robo y que los sujetos aprovecharon que se encontraban libando licor con la víctima para robar sus pertenencias. Cristian Nicanor Galindo Hernández, de 45 años de edad, se percató de la situación y trató de evitar el robo, pero recibió hasta 16 puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

Sus verdugos, al verlo mal herido, huyeron con todo lo que encontraron a su paso, saliendo por la parte trasera de la vivienda. Aún con vida, Galindo trató de pedir ayuda a sus vecinos y pudo llegar hasta la puerta de casa, pero por la gravedad de sus heridas terminó tendido sobre el suelo muriendo desangrado.

Ante el ruido y los gritos, los vecinos trataron de averiguar lo que sucedía y dieron aviso de inmediato al Serenazgo.

Tras varios minutos de espera, los agentes llegaron hasta la vivienda y encontraron al cuerpo sin vida y ensangrentado. Los pobladores sostuvieron que lograron escuchar cuando huían los individuos y mencionaron el nombre de un tal “Javi”.


DILIGENCIAS. El personal del serenazgo reportó el hecho a la policía, cuyos agentes llegaron hasta el lugar para iniciar con las investigaciones a fin de confirmar las circunstancias en las que se habría dado el crimen. Viviana Galindo, hermana de la víctima, pidió justicia a las autoridades y aseguró que quienes asesinaron a Cristian Nicanor fueron tres hombres venezolanos.

“Mi hermano le dio alojamiento a los tres venezolanos y les invitó a su casa para que pasen la noche. Allí tomaron y cuando querían robarle se dio cuenta. Queremos justicia y que paguen por el daño que le han hecho a mi familia”, comentó.

Asimismo, señaló que los hombres llegaron a almorzar al restaurante donde era cocinero su hermano y allí aprovecharon para entablar una amistad y luego pedirle alojamiento.

“Los asesinos sabían que mi hermano tenía la llaves del restaurante y querían quitarle para poder robar todo el dinero de las ventas del día, pero él no se dejó y por eso lo mataron”, señaló con impotencia.

Al lugar del crimen llegaron peritos de criminalística para comenzar con las diligencias de ley. Entre tanto, representantes del Ministerio Público acudieron horas más tarde del asesinato para trasladar el cuerpo a la Morgue Central de Ica.

GRABADOS. Trascendió que otro local de la zona tendría cámaras de videovigilancia y que estas habrían grabado a los sujetos que llegaron a comer al restaurante en horas de la tarde del día sábado.

Deja un comentario