Inicio ACTUALIDAD Más de mil peruanos viven en China y muchos de ellos son...

Más de mil peruanos viven en China y muchos de ellos son exitosos

498
0
Compartir

En China viven más de mil peruanos y muchos de ellos son exitosos profesionales y empresarios, producto del esfuerzo y dedicación constante. Para ellos, ni el idioma ni la distancia geográfica fueron barreras para desarrollar sus talentos en el gigante asiático.

Entre la comunidad peruana en China hay estudiantes becados, tanto a nivel de pregrado como posgrado de nivel universitario, profesionales que trabajan en compañías locales y empresarios, según información otorgada por las misiones diplomáticas del Perú en el país asiático.

La agencia de noticias Andina conversó con tres peruanos que desde hace más de diez años han construido sus vidas lejos del país que los vio nacer y que hoy son símbolo de progreso.

Martín Chávez

El talento no sirve de mucho si no viene acompañado de esfuerzo y dedicación, asegura Martín Chávez, quien llegó hace más de 12 años a Beijing para estudiar chino y trabajar en el rubro de bienes raíces, cautivado por el boom de infraestructura del gigante asiático.
Este peruano empezó con puestos sencillos en el rubro inmobiliario, luego fue ascendiendo y ahora se desempeña como gerente de una reconocida empresa de ese sector en Shanghai.

Está casado con una ciudadana china, tiene dos hijos y cada vez que va de vacaciones a Perú comparte sus experiencias con estudiantes universitarios.
María Esther Chía


Para la periodista y empresaria María Esther Chía el éxito está asociado a felicidad, sentirse bien con lo que uno hace y hacer feliz a tu entorno.

Bajo esa premisa ya lleva viviendo 11 años en China, donde, junto a sus dos hermanos Juan Francisco y Juan Carlos, ha puesto en marcha PachaPapi, el único restaurante peruano en Beijing, en el que promociona la gastronomía, identidad y cultura del Perú.
Gustavo Fox

Gustavo Fox recuerda el año 1978 cuando llegó a vivir con sus padres a Beijing, era tan solo un niño de siete años. En esa época aprendió el mandarín, luego de algunos años regresó a Perú para culminar sus estudios de secundaria y universitarios, que se extendieron en el Reino Unido.

Pero él quería regresar a China, y su mejor pretexto fue perfeccionar sus habilidades en el chino mandarín y así lo hizo en 1995.
“Uno nunca debe darse por vencido, a veces se presentan obstáculos, pero estos se superan con una buena planificación y persistencia”, subraya.

Para estos peruanos vivir fuera de su tierra natal les ha permitido valorar más el Perú y coinciden en que el país cuenta con gente talentosa, creativa y perseverante para tomar un rumbo brillante.

Andina

Deja un comentario