Inicio PORTADA Si se aprueba la vacancia de PPK, los vicepresidentes renunciarán

Si se aprueba la vacancia de PPK, los vicepresidentes renunciarán

456
0
Compartir

A escasas horas de su presentación ante el Pleno del Congreso que debatirá hoy la moción que solicita su vacancia por incapacidad moral permanente, el presidente Pedro Pablo Kuczynski aseguró que jamás ha cometido un acto de corrupción y que defenderá su capacidad moral para seguir sirviendo al país hasta el final de su mandato, respetando el equilibrio de poderes y las instituciones democráticas.

En un nuevo mensaje a la nación, dijo que se trata de una convicción que comparte con sus vicepresidentes Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz, dando a entender que ninguno se quedaría en sus cargos si él es vacado.

«Se trata de una convicción que mis dos vicepresidentes comparten porque ninguno de los dos quiere ser parte de un gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática», sostuvo. Ambos funcionarios estaban a su lado.

El jefe del Estado insistió en que «estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas», pero las intenciones de sus «opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo que ha llevado al país a una crisis política que no corresponde a la realidad».

Antes, reconoció que ha cometido errores al no haber sido suficientemente cuidadoso y prolijo en el orden y registro de sus actividades y que no supo comunicar por qué Westfield, su empresa, dio servicios a Odebrecht sin que él participara en esas actividades.

Pero jamás, dijo, ha sido deshonesto y mucho menos cometido un acto de corrupción en toda su vida.

Señaló también que otro error fue esperar algo distinto de sus opositores. «Muchos me aconsejaron que a la primera censura del ministro Saavedra, respondiera con una cuestión de confianza. No los escuché y asumo mi responsabilidad. Decidí optar por el diálogo, no por la confrontación. Hoy, sin embargo, todos estamos viendo las consecuencias de esa decisión», lamentó PPK.


«La Constitución y la democracia están bajo ataque», dijo.

Afirmó que el país no quieren regresar a la dominación de un solo grupo y, por tanto, exige respeto a la decisión popular que dispuso un equilibrio de poderes. Finalmente, pidió el respaldo y la confianza de la ciudadanía para recuperar el dinamismo económico que el país perdió hace más de tres años.

Su defensa legal
La estrategia de defensa del presidente Kuczynski tiene varias partes. Por ejemplo, presentó una acción de amparo en contra del Congreso «por la grave amenaza de disponer la vacancia de la Presidencia de la República, por supuesta incapacidad moral permanente, al haberse aprobado, violentando todo trámite constitucional, la moción de vacancia».

De acuerdo con la demanda, PPK arguye haber sido afectado en su derecho constitucional «al debido proceso parlamentario» reconocido en la Constitución y en la Convención Americana de Derechos Humanos. También señala que, en su caso, se han violado los derechos «a la comunicación previa y detallada de los hechos que se imputan, el derecho a la defensa y el derecho al juez parlamentario imparcial», derechos «precisados por el Tribunal Constitucional en reiterada jurisprudencia».

En los fundamentos, PPK explica que la Comisión Lava Jato en ningún momento lo citó para aclarar la información entregada por la constructora Odebrecht sobre un supuesto beneficio a su favor, y a la fecha no confirma su decisión de declarar ante este grupo, este viernes.

El escrito lleva las firmas del propio presidente Kuczynski y del abogado José Palomino Manchego.

En paralelo al fuero interno, Kuczynski también le envió una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para poner en su conocimiento «la profunda preocupación» del gobierno «debido a la ocurrencia de algunos hechos que afectan la estabilidad democrática».

El mandatario solicitó a Almagro el envío de un observador para que haga el seguimiento de la situación al proceso de vacancia que se discutirá hoy.

La Republica

 

Deja un comentario