Inicio PORTADA Cañete: sicariato y tráfico de tierras desangran Nuevo Ayacucho

Cañete: sicariato y tráfico de tierras desangran Nuevo Ayacucho

671
0

Cañete sicariato y tráfico de tierras desangran Nuevo AyacuchoLa madrugada del domingo 12 de febrero, el investigado Yeyson Perales Villanueva escapó del calabozo de la División Policial de Cañete por los techos de un colegio aledaño. Estuvo encerrado durante nueve días, y en dos más iba a ser trasladado a un penal para cumplir prisión preventiva. Cuando los agentes revisaron su celda, la hallaron sin candado.

Perales era investigado por el asesinato del ex asesor de la Municipalidad de Cañete Luis Núñez Palomino y del ex presidente de la Asociación de Vivienda Lindo Topará, Rodil Palacios Gonzaga. Ambos fueron acribillados en octubre del 2016 en el restaurante Sabor Cañetano, ubicado en San Vicente de Cañete.

El doble homicidio fue atribuido a una banda de sicarios que Perales presuntamente integraba y que opera en el sector denominado Pampas de Concón (entre los kilómetros 154 y 179 de la Panamericana Sur) al servicio de los traficantes de tierras. Las disputas por el control de los terrenos en esa zona han dejado, en el último año y medio, más de 50 muertos, según cifras de la Subprefectura de Cañete.

Esta escalada de violencia también cobró la vida del empresario avícola Arístides Cuadrado Roldán, en febrero del 2016. Él fue ultimado de 18 balazos cuando iba en su camioneta a la granja que tenía en las Pampas de Concón. La modalidad de los crímenes ha sido la misma: sujetos que usan armas de largo alcance y fugan en motocicletas.

Una particularidad de los atentados es que varias de las víctimas (entre estas Palacios y Cuadrado) habrían tenido problemas por posesión de tierras con Yosbel García Buasbek, dirigente del centro poblado Nuevo Ayacucho, ubicado en el distrito de San Vicente de Cañete. Los moradores lo reconocen como alcalde de la jurisdicción, pese a que este cargo no es oficial según el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Allegados a Palacios afirman que García Buasbek, en su afán por expandir la jurisdicción, intentó invadir Lindo Topará, una asociación de viviendas de 80 hectáreas contigua a Nuevo Ayacucho y con límites reconocidos por el Poder Judicial. “García Buasbek tumbó 200 lotes de Lindo Topará y ese mismo día fue el asesinato de Palacios”, dijo a El Comercio un representante vecinal, quien prefirió no revelar su identidad. La viuda de Palacios, Anatolia Romero, responsabiliza a García Buasbek del crimen.

Una situación similar a la de Lindo Topará ocurrió con el área que había adquirido Cuadrado al otro extremo de Nuevo Ayacucho. Eran diez hectáreas adyacentes al centro poblado, donde el empresario había implementado unas granjas. “Cuando su negocio comenzó a crecer, García Buasbek le pidió S/200 mil. Fue rechazado, y entonces movió invasores a la granja. Cuadrado los desalojó con la policía y así firmó su sentencia de muerte”, refirió el ex subprefecto de Cañete Jorge Brígnole.


–Oscuro negocio–

Dirigentes, comuneros y autoridades afirman que el comercio de lotes es el siniestro negocio que se ha instaurado en las Pampas de Concón. Terrenos que delincuentes armados invaden y después son vendidos.

García Buasbek, quien tiene denuncias por usurpación, estafa y lavado de activos, es señalado como la cabeza de esta presunta mafia; y el ex dirigente local Joaquín Ayala, como su lugarteniente.

“Hay muertes que quedan impunes en las pampas. Balean a dirigentes, a vecinos que se resisten a dejar sus predios, y nadie hace nada”, dijo Mitma Huamaní, un agricultor que no puede ingresar a sus diez hectáreas de cultivo desde hace cuatro meses. Los encapuchados que irrumpieron en su terreno masacraron a su guardián y destrozaron su sembrío. Estos sujetos –aseguró– “trabajan” para García Buasbek.

Susana Carrera, jueza de paz de Nuevo Ayacucho, afronta una situación parecida. En una mañana de diciembre, encontró en su predio a varios sujetos armados que desde entonces no la dejan ingresar. Le pedían cuotas por vigilancia y empadronarse ante una nueva asociación de vivienda. Hoy ya lleva dos meses con su propiedad en otras manos.

Según Jorge Brígnole, García Buasbek recibió US$30 mil a cambio de diez terrenos. Asimismo, dice que una de las ventas más sonadas fue la de un lote de mil hectáreas, por el cual unos ganaderos de Lurín pagaron S/1 millón. “Los terrenos que usa son del Estado. Él está al medio de la pampa, e invade y trafica para crear anexos”, sentenció.

–Ex dirigente niega acusaciones–

El Comercio intentó comunicarse de distintas formas con el dirigente local de Nuevo Ayacucho Yosbel García Buasbek, pero esto no fue posible. Sin embargo, Joaquín Ayala, quien es sindicado como su lugarteniente, descartó las acusaciones que también lo involucran.

Según dijo, en diálogo con este Diario, en Nuevo Ayacucho existen personas que “estarían en su contra” y esa sería la razón detrás de sus denuncias. “Eso es lo que está pasando acá. Como en todo lugar, hay opositores y por eso declaran cosas que no son”, refirió.

Consultado con respecto a si actualmente trabaja con García Buasbek, Ayala solo refirió: “Yo soy el ex alcalde de Nuevo Ayacucho”.

Por otro lado, el ex subprefecto de Cañete Jorge Brígnole aseguró que ha recibido varias amenazas de muerte. Responsabilizó de cualquier atentado contra su vida al dirigente local del centro poblado de Nuevo Ayacucho Yosbel García Buasbek.

-Alcaldía no oficial-

Nuevo Ayacucho fue declarado centro poblado por una ordenanza de la Municipalidad Provincial de Cañete en el año 2004. Para las elecciones del 2011, el JNE lo registró como municipio. La elección de los denominados alcaldes en Nuevo Ayacucho (García y Ayala) habría sido por voluntad popular. Los órganos competentes no los reconocen como tales.

–Brazo criminal–

Yeyson Perales Villanueva, alias ‘Yeyson’, es señalado como integrante de ‘Los exterminadores de Cañete’, organización criminal que hasta el año pasado estuvo encabezada por Amir Christofer Flores Rodríguez alias ‘Palermo’. Este fue capturado en mayo del 2016 y hoy está preso en el penal de Piedras Gordas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here