Inicio ACTUALIDAD Nutrición durante el embarazo

Nutrición durante el embarazo

Por esto, la nutrición de la mujer en los periodos de pregestación, gestación y lactancia, ofrecen distintos retos y necesidades nutricionales especiales, que deben tenerse en cuenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está preocupada por el problema mundial de nutrición, en relación al déficit de micronutrientes de la dieta actual, el cual es aún más notorio en países en vías de desarrollo, como el nuestro.

Es necesario saber que el aporte de micronutrientes, como el ácido fólico en la etapa de pregestación, ayuda a disminuir el riesgo de malformaciones congénitas en el tubo neural, que es la estructura que dará origen a todos los componentes del sistema nervioso central del recién nacido. Además, su aporte durante la gestación y la lactancia favorece al desarrollo normal del cerebro del bebé.

Nutrientes críticos
El calcio, la vitamina D, el zinc, el hierro y el aporte de calorías; son considerados como nutrientes críticos dentro de la etapa de gestación y lactancia. Éstos no sólo evitan complicaciones en la salud materna a mediano y largo plazo, sino que además favorecen el correcto desarrollo del bebé al permitir trasladar los alimentos consumidos, a través de la leche materna.


El aporte de proteínas de alto valor biológico es crucial y debe ser considerado como un nutriente crítico también.

Complementos
En el mercado peruano podemos encontrar alternativas como complementos nutricionales, los cuales son especialmente formulados para cubrir las necesidades nutricionales de mujeres en las etapas del embarazo. Debido a su composición, aportan proteínas de alto valor biológico, calorías de forma balanceada, calcio, vitamina D, zinc, hierro, ácido fólico y otros micronutrientes de especial importancia para la mujer y su futuro hijo.

También se pueden encontrar complementos nutricionales con DHA, que tienen rol particular en el desarrollo y función del sistema nervioso, así como en el órgano visual futuro recién nacido; además de un notable impacto en la nutrición de la madre, particularmente durante la gestación y la lactancia.

El DHA es un ácido graso esencial, poliinsaturado, de la serie omega 3, presente de forma natural en el aceite de pescado y algunas algas, que puede ser procesado para formar parte de complementos nutricionales.

Como en todo producto alimenticio, recordemos siempre mantener la higiene adecuada tanto en la preparación del producto como de la persona que lo prepare.

Artículo anteriorGobernador Nelson Chui realiza lanzamiento de jornada médico quirúrgica especializada en hospital de Huaral
Artículo siguienteMunicipalidad construyó juegos infantiles artesanales en el sector de San Graciano

Deja un comentario