Inicio ACTUALIDAD ¿Sirve Whatsapp de prueba en un juicio?

¿Sirve Whatsapp de prueba en un juicio?

346
0
Compartir

Diez meses de prisión y una orden de alejamiento por «un delito continuado de amenazas leves» a través de WhatsApp. Así concluye una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid en un caso de violencia de género.

Pero, ¿hasta qué punto puede una conversación de WhatsApp servir como prueba en un juicio? Porque la posibilidad de manipular los chats existe, hasta el Supremo lo reconoce. Por eso, se requiere la figura de un perito para certificar que no se han tocado.Sin embargo, esto podría servir para poco.

El investigador forense digital Abraham Pasamar ha demostrado que las carpetas de WhatsApp se pueden modificar sin dejar rastro, lo cual resta valor a la prueba. ¿Qué opción queda? Ruth Sala, directora del despacho Legalconsultors, explica que habría que pedir la conversación directamente a WhatsApp, algo que no es sencillo ni rápido.


«La información tardaría en llegar mínimo ocho meses por los protocolos de justicia internacional», explica Sala. «Además, para estas compañías, esto significa vulnerar el derecho fundamental a la privacidad, y sólo accederá a enviarla si se trata de un delito grave», señala.Pero no está claro qué es un delito grave en este contexto. «El Código Penal lo define en relación a la pena impuesta pero no a la calificación de los hechos en sí», afirma Sala, quien duda de que sirva como prueba única, ya que «sería un riesgo». Así, es partidaria de la suma de indicios, fórmula usada por la Audiencia Provincial.

Es decir, confrontar la conversación con otras pruebas (testigos, documentación, etc.) y con la postura de las partes implicadas.

Deja un comentario