Inicio Regionales Ordenan prisión preventiva para 3 policías por nexos con narcotráfico

Ordenan prisión preventiva para 3 policías por nexos con narcotráfico

336
0
Compartir

La Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa determinó nueve meses de prisión preventiva para tres suboficiales de la Policía Nacional del Perú que brindaban servicio en Chimbote, provincia del Santa, región Áncash, por presuntos nexos con el narcotráfico.

A los agentes José Antonio Santillán Saavedra, Víctor Andrés Uceda Irribarren y Ronald César Berna Cabrera; la Fiscalía los acusa de filtrar y vender información sobre intervenciones que realizaba la Policía de Chimbote a diversos micromercializadores de droga de la ciudad.

En primera instancia, la jueza del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Transitoria, Karina Medina Machada, declaró infundado el pedido de prisión preventiva contra los policías, planteado por la Fiscalía.

Sin embargo, mediante un recurso de apelación presentado por la fiscal superior del Santa María del Rosario Valencio Pozo, la Sala de Apelaciones, revocó esta decisión y oficio inmediatamente a la Policía Judicial para la ubicación y captura de los policías.

Para plantear su petición, la fiscal mostró como elementos de convicción fotografías y vídeos que probarían la relación de los policías con algunos vendedores de droga.


Asimismo, se informó también que en un equipo celular incautado en uno de estos operativos se registraban llamadas telefónicas a los celulares de los custodios Víctor Uceda y Ronald Berna.

En el caso de José Santillán, la Fiscalía le atribuye ser el presunto cabecilla de la organización criminal, encargado de “colocar” a los demás integrantes en unidades estratégicas de la División Policial de Chimbote.

También lo acusa de “reunir los ‘cupos’ de micro y macro comercializadores de drogas, y mantenerlos informados sobre las actividades del personal policial Antidrogas, además de dedicarse al “chalequeo” de delincuentes con prontuario”.

En tanto, a los otros dos agentes, se le atribuyen “encargarse de comunicar telefónicamente a los microcomercializadores de drogas, para alertarles sobre los operativos policiales y de la Fiscalía especializada en tráfico ilícito de drogas, y como retribución a ella recibirían pagos de dinero”.

Desde la orden de captura, expedida anoche, se desconoce el paradero de los tres agentes, quienes ya son buscados por la Policía Judicial para ser internados en el penal de Cambio Puente de Chimbote.

Deja un comentario