Inicio ACTUALIDAD Martin Belaunde estuvo oculto varios meses en hacienda de Huaral.

Martin Belaunde estuvo oculto varios meses en hacienda de Huaral.

357
0
Compartir

Prófugo permaneció varios meses en fundo ubicado en la zona de Aucallama, se habría reunido con Ludith Orellana y luego planificó su fuga a Bolivia, adonde ingresó el 1 de diciembre

El prófugo empresario Martín Belaunde Lossio, amigo del presidente Ollanta Humala, se encuentra en Bolivia desde el pasado 1 de diciembre de 2014, según lo manifestó ante la Comisión Nacional de Refugiados (Conare) de dicho país.

Allí ha sostenido además que ingresó ilegalmente al país altiplánico por la zona de Desaguadero, frontera con Puno.

Pero ¿cómo pudo pasar la frontera y desplazarse sin mayor inconveniente desde Lima?

Correo ha podido conversar con algunas fuentes policiales, quienes han confirmado que un grupo reducido de policías sabía dónde se había estado escondiendo Belaunde Lossio desde que entró en la clandestinidad a fines de mayo de 2014.

EN LA HACIENDA. EL LUGAR NO HABRÍA SIDO OTRO QUE LA EXTENSA HACIENDA QUE POSEE SU HERMANO ARTURO BELAUNDE LOSSIO, UBICADA EN LA ENTRADA DE HUARAL, EN EL LLAMADO NORTE CHICO.

Según Registros Públicos, el hermano mayor de MBL posee una propiedad ubicada en la avenida Chancay, kilómetro 8, en la carretera a Huaral, específicamente en la zona de Aucallama, donde se dedica al cultivo.

Es más, según las fuentes de la Policía consultadas por este diario y que por temor a represalias no se identificaron, Martín Belaunde se habría reunido en una oportunidad con la detenida Ludith Orellana, por encargo del empresario Rodolfo Orellana.

La reunión habría ocurrido horas antes del 13 de noviembre de 2014, día en que Ludith cayó en un hostal de Huaral.

En esos días, alertado de que la Policía ya se encontraba en el Norte Chico, el amigo del presidente Humala huyó al sector de La Esperanza Alta, Zona La Virgen, un poblado con pocas y espaciadas viviendas.

Desde allí, el mayor aportante a la campaña electoral de Humala habría planeado su huida del país rumbo a Bolivia.

La pregunta es: ¿quién o quiénes eran estos policías que lo protegían y por qué no lo detuvieron cuando podían hacerlo?

EL 1 DE DICIEMBRE. POR AHORA, LO CIERTO ES QUE BELAUNDE LOSSIO LOGRÓ SALIR DEL PAÍS EN LAS NARICES DEL MINISTRO DANIEL URRESTI Y YA SE ENCUENTRA BIEN INSTALADO EN BOLIVIA.

El propio presidente de la Conare, César Siles, informó que Belaunde ingresó a Bolivia el 1 de diciembre, y aunque ha negado haberlo visto personalmente, dijo que tiene la confirmación de que se presentó ante la Secretaría Técnica de esa entidad.

Añadió que los funcionarios lo recibieron, le hicieron el registro, le tomaron una fotografía y posteriormente le entregaron un certificado que lo califica como “solicitante de refugio”.


Siles sostuvo además que Belaunde Lossio aún no ha sido notificado formalmente para que se presente ante la Conare a rendir sus alegatos, por lo que descartó que el peruano se presente mañana en dicha sede.

“Esta entrevista tiene que darse en los 120 días que tenemos para resolver el recurso y aún debe haber una notificación formal. Seguramente se debe hacer en los próximos días, para que posteriormente a esta entrevista, se pueda recabar información y documentación a fin de que nos permita resolver el caso”, explicó.

UN CASO COMPLEJO. SI BIEN NO BRINDÓ DETALLES SOBRE CÓMO SE TRATARÁ EL CASO DE BELAUNDE LOSSIO, SILES ASEGURÓ QUE SE APLICARÁN LOS TRATADOS INTERNACIONALES RATIFICADOS POR BOLIVIA Y QUE HAN SIDO INCORPORADOS A LAS LEYES BOLIVIANAS “A TRAVÉS DEL ARTÍCULO 9 DE LA CONSTITUCIÓN”.

En ese sentido, sostuvo que “el refugio”, en su verdadera dimensión o definición amplia, incluso “más allá de quién sea el agente persecutor, que puede ser el gobierno de Bolivia, un grupo paramilitar o puede ser el propio Estado (peruano); lo que le interesa al Conare es resolver caso por caso”.

“Si hay esta persecución, eventualmente se puede otorgar o negar la condición de refugiado. En este caso, por lo visto, va a ser bastante compleja la resolución, porque tenemos la información de Interpol, la información que nos presenta el propio gobierno peruano y también la del señor Belaunde, que ha indicado que tiene documentación que va a presentar en su entrevista”, anotó.

Siles confirmó que, de negársele el refugio y agotada la vía administrativa, Belaunde tiene 30 días para abandonar el país o regularizar su situación migratoria. Recién luego de ello podría proceder la expulsión.

PUEDE VIAJAR. SILES TAMBIÉN CORROBORÓ QUE BELAUNDE “S͔ PUEDE ABANDONAR BOLIVIA Y VIAJAR A DONDE LE PAREZCA CONVENIENTE SIN LA MAYOR RESTRICCIÓN.

“Goza de todos los derechos de un ciudadano extranjero en Bolivia, consecuentemente, puede dejar el país. Esta ley solamente lo obliga a que nos comunique que va a realizar un viaje para poder abandonar el país, de lo contrario, se entendería que está abandonando el país y también su pedido de refugio”, aseveró.

EN ROJO. DE OTRO LADO, SILES CONFIRMÓ QUE LA ORDEN DE CAPTURA INTERNACIONAL CONTRA BELAUNDE LOSSIO ESTABA CON ALERTA ROJA DESDE SETIEMBRE DE 2014, SEGÚN LA NOTIFICACIÓN DE LA INTERPOL BOLIVIA.

También advirtió que hasta el momento las autoridades peruanas no han realizado ningún movimiento administrativo en Bolivia, por lo que recomendó iniciar de una vez el trámite de extradición o detención.

“Como un criterio muy personal, no tanto como presidente de la Conare sino como director jurídico de la Cancillería (de Bolivia), que es el cargo que desempeño, considero que el gobierno peruano ya debería haber tramitado la detención preventiva con fines de detención o la propia extradición, que todavía no ha llegado a la Cancillería boliviana”, aseguró.

El Correo

Deja un comentario