Inicio Destacados Carismático y siempre extrañado “Padre Pepe” visitó Radio Latidos

Carismático y siempre extrañado “Padre Pepe” visitó Radio Latidos

316
0
Compartir

El siempre recordado Padre Pepe, con quien nos une una entrañable amistad, estuvo al mediodía de ayer de visita en Radio Latidos 94.7 FM. Apenas al llegar a nuestros estudios, manifestó que se sentía muy contento de estar en el Perú y sobre todo en Huaral, donde dijo haber estado los últimos 15 años de los 40 que pasó en nuestro país.

“En España me sentía como un extranjero en mi propia patria, pese a que en mi parroquia de Barcelona hay muchos latinoamericanos. Hoy en Huaral fui rodeado por mucha gente y los periodistas en la Plaza de Armas. Me siento como en casa. Allá una de las cosas que me hace sentir lastimado es que uno pasa por la calle y nadie te saluda”, expresó.

Dijo que ya pasó más de un año de su partida y que ha venido de visita, porque según las normas de la iglesia, a los 75 años hay que retirarse, pero que apoya a un párroco en Barcelona. Anunció que estará en el Perú durante un mes.
“Llegué a Huaral ayer en la noche y hoy visitaré el albergue, que es del pueblo y se sostiene con apoyo del pueblo; con las aportaciones y donaciones de la comunidad. Se hizo para el servicio a los niños y adolescentes, pero hoy se ha quedado con 9 niñas y 18 ancianos”, señaló.


Sobre el tema del albergue recordó que cuando se creó, se asumió la responsabilidad entre la parroquia, la municipalidad, el hospital y la UGEL. “Pero con el paso de los días algunos fueron fallando, como el hospital y la municipalidad. Es importante la labor social de una municipalidad. Debe preocuparse por los ancianos, para que no estén abandonados pidiendo limosna en las calles y que los niños no vayan a estudiar sin desayunar ni comer. Sobre todo si vienen de lejos, pueden estar en el albergue durante la semana y luego irse a sus casas distantes”.

Manifestó que hablará con la alcaldesa, para que tome cartas en el asunto, porque con la institución que ella representa, se habló desde un inicio. “Se debe mejorar el sueldo de las madres que ahí trabajan y desarrollan un trabajo pesado. No es justo que ganen un sueldo miserable. Nosotros les pagábamos 800 y ahora ganan 600”, indicó.

Siempre comprometido y esclarecido en sus ideas, se conversó con él sobre otros temas interesantes. ¡Bienvenido a su Huaral que siempre lo recuerda y añora Padre Pepe!.

Deja un comentario