Inicio ACTUALIDAD Madres de leche que regalan vida a los bebes prematuros

Madres de leche que regalan vida a los bebes prematuros

303
0

madres

Cada tres horas, el silencio de las salas de cuidados intensivos de la Maternidad de Lima –un silencio que apenas opaca el ritmo desigual de los respiradores artificiales– se ve invadido por la desordenada marcha de una tropa de enfermeras. Cada una lleva consigo frascos de vidrio llenos de leche materna, jeringas y algo muy parecido a la prisa. Llevan, además, una única misión: que los cuerpos frágiles de los bebes prematuros que allí están puedan sortear un día más de vida con el alimento que les introducen con sondas.

Es miércoles por la mañana y Cinthia es la única madre a quien las enfermeras han dejado practicar este rutinario pero potente ejercicio de amor a cuentagotas.

Con una postura que denota temor, la mujer ve caer su leche de una jeringuilla al estómago de Fabián, nacido por complicaciones a las 30 semanas de gestación y con apenas 1.420 gramos de peso. “¿Lo estoy haciendo bien?”, pregunta.


.

Poco después, su tímido llanto, un llanto ahogado de emoción, le responderá que sí. El pequeño ha terminado de comer y, satisfecho, se ha rendido nuevamente en un sueño profundo.

Es la primera vez que se funden tras el calor de la panza.

Y aunque de momento solo piense en alimentarlo a él, en poco tiempo Cinthia se convertirá en la madre de leche de otros pequeñines como su hijo.

UNA CRUZADA VALIOSA

Fundado hace cuatro años, el Banco de Leche Humana de la Maternidad de Lima –el primero del país– salva cada año a miles de bebes que nacen con complicaciones de salud, pequeños para los que ese alimento puede incluso ser más valioso que las incubadoras de 160 mil soles.

La fórmula para la recolección es, en apariencia, simple: además de las 60 mujeres que dan a luz diariamente en la Maternidad, a las que se invita a donar su excedente de leche, cada semana la entidad recoge litros del alimento de madres de toda la ciudad que se enteraron del banco y decidieron ayudar.

Solo el año pasado 1.600 de ellas permitieron que se recolecten 1.837 litros de leche y se beneficie a 4.133 bebes prematuros o que nacieron con problemas de salud.

“Para un recién nacido, la leche materna es un alimento vital que satisface todas sus necesidades físicas y emocionales, y sus beneficios se prolongan incluso durante años después del destete”, explica Dunia Guerrero, de la Liga de la Leche Perú.

Fuente: El Comercio

Deja un comentario