Inicio COLUMNISTAS Hombre de acción

Hombre de acción

488
0
Compartir

Por Luis Ramos Ostos

Conversaba con otro amigo sobre lo que vengo escribiendo y me decía: tú eres puro blablablá, lo que necesita la política en la provincia son hombres de acción. Pero ¿qué o quién es un “hombre de acción”? yo lo entiendo (espero que mi amigo también) como la persona que le pone ganas, decisión y ejecuta una cierta actividad física o mental.

Pero ¿todos estaremos aptos para cualquier actividad? Es más fácil entenderlo si lo relacionamos a una actividad física, no cualquiera es futbolista o atleta, entonces ¿por qué cualquiera puede ser político? Teniendo en consideración que ponerle ganas no es salir a gritar o buscar votos, ponerle ganas en política es prepararse para dirigir los rumbos de una ciudad, es similar a que yo quiera ser futbolista y me dedique sólo a correr y me olvide de aprender el manejo de la pelota.

Entonces vemos que ser un “hombre de acción” no sólo es correr a lo Forrest Gump sin rumbo definido, improvisando según se vayan presentando los problemas, sino también es conocer el funcionamiento de a donde se están metiendo. Es fácil ser un hombre de acción cuando el aparato estatal está en piloto automático.

Lamentablemente la gran mayoría de nuestros “hombres de acción” se involucran en política sólo por amor al chicharrón, y no se preparan ya que siempre confunden fines con medios, no saben identificar problemas y se creen autosuficientes o se los hacen creer (sus ayayeros y asalariados), y cuando les preguntan sobre planes hacen un listado de proyectos o simplemente dicen que están recorriendo los pueblos para recoger información (otro listado de proyectos que se puede resumir en que caramelo quieres y si votas por mi te lo doy)


Y después se preguntan porque estamos como estamos, si nuestros dirigentes y autoridades juegan a ser estado. ¿porqué no podemos tener autoridades preparadas y cultas?, no cultas en el sentido de saber curar a un perro sin colgarle limones, o saber que la posesión es el ejercicio de hecho de uno o más poderes inherentes a la propiedad. Sino cultas en el sentido de saber que un plan son un conjunto de acciones dentro de los cuales habrá proyectos pero estos deben estar engranados para cumplir un fin determinado.

Y estas personas menos aún tienen nociones ideológicas o manejan conceptos (demuestren lo contrario), por ejemplo si les decimos que podríamos hacer arquitectura moderna utilizando adobe simplemente vuelan sus fusibles, no lo entenderían porque su capacidad cerebral no da para entender que la modernidad es un concepto y no la expresión de un material. Y es lamentable que algunos caigan en la ignorancia de decir que una invasión ya es legal por el simple hecho de haber formado una asociación.

Entonces a pesar de que vemos gente gastando su plata en medios y saliendo a buscar votos no son “hombres de acción” porque no están entendiendo el problema ya que son payasos con discurso de vendedor ambulante que postulan a director de orquesta.

Los medios exigen candidatos con planes, exigen partidos fortalecidos, sin embargo ellos mismos presentan al circo de siempre es decir piden peras al olmo.

Es cierto que el hambre no perdona y las acciones tienen que hacerse ya, pero si no entendemos el problema y no hacemos las acciones necesarias al final esto va a seguir igual y se va a empeorar. No hagamos el facilismo de utilizar todos los granos de maíz para satisfacer el hambre de un día para luego no tener que sembrar. Hagamos las cosas pero bien.

Cada quien traza su camino, con la intención de ayudar a mejorar las cosas desde su perspectiva y habilidades, esperemos que el camino propuesto sea el correcto.

Deja un comentario