Inicio COLUMNISTAS Melchor Cárdenas y la influencia del azar en la política huaralina

Melchor Cárdenas y la influencia del azar en la política huaralina

407
1
Compartir

 Melchor CardenasJosé Ramos Casazola

“Aceptar errores no es contradecir el azar: es corroborarlo”
JL Borges

El universo para quienes no creen en Dios, es fruto del azar y sostienen que la creencia en Dios es solo la necesidad metafísica del ser humano, que se ve compelido a creer en algo, ante la certeza de su finitud y ante la contingencia de su existencia.

El azar ha jugado en Huaral, un rol nada insignificante, desde 1980, año del retorno a la democracia y a las elecciones municipales, ha primado muchas veces la suerte, en la victoria de algunos políticos, contarles sobre la influencia del albur en las elecciones municipales, de quien es sin duda uno de los principales políticos de Huaral, es quizás la pretenciosa ambición de esta nota.
Durante el proceso electoral de 1980, para las elecciones Municipales, un fogoso y juvenil Melchor Cárdenas, peleaba las primarias por Acción Popular con el Dr Héctor Umeres, médico de amplia trayectoria acción populista, lo que no sucedía con Melchor, que había sido miembro de Patria Roja y que por azar del destino había reculado en Acción Popular, gracias a la amistad de Rubén Velaochaga, quien era amigo del Presidente Fernando Belaunde Terry, porqué según nos cuentan, escondió al arquitecto en su casa de Palpa durante la dictadura militar, su participación fue determinante para que las primarias se resolvieran a favor de Melchor, aquella noche en un mitin en la Plaza de Armas, con presencia de Fernando Belaunde, el Dr. Umeres recibió quizás el golpe más decepcionante de su vida política, la noticia le cayó como un baldazo de agua fría, cuenta Aníbal Morales, que era el maestro de ceremonia, que cuando el Presidente Belaunde proclamó candidato de Acción Popular a Melchor Cárdenas , el Dr Umeres exclamó en el estrado “Este arribista c…… .”.

Melchor fue electo candidato para la alcaldía de Huaral, dejando con los crespos hechos al Dr Umeres, quien era el candidato natural de Acción Popular, La suerte y la amistad de Rubén Velaochaga fueron fundamentales, siempre quedará la incógnita, que hubiera pasado si Umeres y no Melchor hubiera sido el alcalde, teniendo en cuenta que esa noche se decidía la suerte de Huaral, ya que el triunfo arrollador del arquitecto catapultaba a cualquier candidato como alcalde de Huaral. Pero el destino (esa “infinita operación incesante de millares de causas entreveradas” como lo definió Jorge Luis Borges en su cuento “El impostor Inverosímil Tom Castro” de su libro “Historia Universal de la Infamia”), quiso que fuera Melchor y la historia de Huaral ya no sería la misma.

Durante el Proceso electoral de 1989 , el FREDEMO arrasaba en las encuestas, bajo el liderazgo del laureado escritor Mario Vargas Llosa, quien era el favorito a suceder a Alan García; las elecciones municipales de Noviembre de 1989 estaban cantadas a favor del FREDEMO; en Huaral los pre candidatos del FREDEMO eran el profesor Wilder Dextre de Acción Popular y mi querido y dilecto amigo, el notable abogado Enrique Barboza Huapalla, candidato natural del PPC y favorito a ganar las elecciones municipales, en ese contexto se planteó lo siguiente : Acción Popular abdicaba de su pre candidatura a la alcaldía, con la condición de que los acción populistas, llevaran los siete primeros lugares como regidores, es decir aceptaban que Kike Barboza sea el candidato a la alcaldía con la condición de que, Acción Popular ponga los 7 primeros en la listas de regidores. Esta formula fue desechada por Enrique Barboza, sus asesores pepecistas y los independientes del Movimiento Libertad, la alianza se rompió en mil pedazos. Acción Popular iría solo y el PPC por su cuenta; ya en las elecciones Kike Barboza quedó segundo, por un escaso margen por debajo de Melchor Cárdenas Vásquez, y Wilder Destre de Acción Popular quedo quinto en dichas elecciones.

. .

La sumatoria de los votos de Acción Popular y el PPC , le sacaban a Melchor Cárdenas como 4,000 votos de diferencia, de lo que se infiere, que de haber prosperado la alianza AP-PPC, Kike hubiera sido el alcalde en el centenario de Huaral y no Melchor, el error de cálculo político de Kike y la ambición y miopía de algunos pepecistas no le permitieron al Dr. Enrique Barboza ser alcalde Huaral, con lo cual estoy seguro la historia sería otra , nuevamente el azar le sonreía a Melchor, como si tuviera pacto con el demonio.

Durante el proceso electoral de Enero de 1993 ( las elecciones debieron ser en Noviembre del 1992 pero por el golpe del 5 de Abril de 1992 se convocaron para esta fecha) Melchor se enfrentaba al líder cooperativo y exitoso Gerente Jorge Zevallos Carpio, quien era el candidato favorito, pero una decisión absurda del candidato Jorge Zevallos, quien no salió como se estila a presidir su mitin de cierre de campaña, porque según algunos allegados, le habían mandado un anónimo amenazándolo con ponerle una bomba; el no salir a su mitin fue fatal para Zevallos ,el pueblo se desencantó, y permitió que Melchor Cárdenas fuera reelecto por tres años más, quedándose en el poder hasta Diciembre de 1995. Muchos señalan que Melchor habría estado detrás de esta maniobra para ganar las elecciones, al excelente candidato Jorge Zevallos.

En la elecciones de 1995 Melchor pierde contra Alejandro Marín Valentín, un cholo de acero inoxidable que, había hecho su carrera política cono enemigo acérrimo del Dr. Melchor Cárdenas, hasta lograr su triunfo electoral y convertirse en el primer alcalde serrano de nuestra historia como provincia. Todos apoyamos a Marín por convicción, pero cometió un error garrafal, se dedicó a perseguir a Melchor logrando su internamiento en un penal, y convirtiéndolo en víctima, lo cual hizo posible el retorno triunfal de Melchor en las elecciones de 1998.

En el proceso electoral de 1998, Melchor como buen profesor de psicología, se victimizó al extremo logrando convencer a la ciudadanía de Huaral y sobre todo a los jóvenes con el cuento de la Universidad, ganando las elecciones y gobernando Huaral por cuatro años hasta el 2002, de no ser por Marín que lo convirtió en víctima, la historia sería diferente, otra suerte de Melchor fue que vacaron al cholo Marín tontamente y su candidatura se resquebrajó, paradójicamente Melchor le debe a su archienemigo Marín su cuarto periodo como alcalde.

Como pueden ver dilectos lectores, el azar siempre acompañó a Melchor, sin que eso signifique de ninguna manera, que desconozca sus cualidades como político, orador y viejo zorro en la aplicación de la psicología de masas, así como tampoco desconozco las obras que hizo por Huaral, evidentemente Melchor ha jugado un rol trascendental en nuestra política.

Desde 1980 Melchor ganó cuatros elecciones y perdió cinco, en 1983 perdió con Fernando Ramírez Bonifacio, en el año 1986 perdió con Carmen Carvallo Gauthier, en el año 1995 perdió con Alejandro Marín, en el año 2002, Melchor perdió con el Ing. David Perea, después perdió en el 2006 y 2010 con el Dr. Jaime Uribe Ochoa, pero las tres últimas derrotas, no han amilanado su férrea voluntad y el gran Melchor Cárdenas, no se da por vencido y espera que el 2014 sea nuevamente su año de suerte. Pago por ver.

Deja un comentario