Inicio COLUMNISTAS Pobre Estadio Julio Lores Colán‏ de Huaral

Pobre Estadio Julio Lores Colán‏ de Huaral

441
2
Compartir
Arturo Moreno Carrera

Arturo Moreno Carrera

Por Arturo Moreno Carrera

En Huaral se ha consumado un crimen. Tal vez el más aberrante ocurrido en la vida social de esta ciudad. SE HA ASESINADO AL FÚTBOL. Se le dio muerte a mansalva. Mediante una alevosa y ventajosa autorización para destruir su corazón, el estadio Julio Lores Colán. EL AUTOR INTELECTUAL es Víctor Bazán Rodríguez, foráneo alcalde que se llena la boca diciendo que ama a Huaral. EL AUTOR MATERIAL es un sujeto anodino, compañero del farra del anterior, que justamente por esas cualidades ensalzadas mediante el trago y la malanoche ahora funge de sub gerente de Educación, Cultura y Deporte. Si se trata de aquel que en esta gestión renunció al cargo y que pocos días después fue nombrado otra vez por su amigote. Este “magister” de la estupidez humana ha extendido UNA AUTORIZACIÓN (léase carta libre) para que destruyan el campo de fútbol del estadio. Están colocando sobre esa histórica cancha un circo con pista de patinaje sobre hielo (ofrece funciones para el 19, 20 y 21 de julio 2013, pero vaya a saber si es verdad que serán solo tres días) que, lógicamente, significará la destrucción del rectángulo de juego. Y funcionará este circo contra viento y marea, porque a hoy 18/7 en la noche no cuenta con autorización de Defensa Civil, pero si tiene el cintillo que dice “Auspiciado por la MPH” que significa “estoy envarado y hago lo que me da la gana”. ¿Cuánto de dinero recaudará la municipalidad por ese alquiler? Tal vez hasta le han exonerado de pagos a la empresa que carece de escrúpulos y destruye un estadio con tal de hacer su negocio.

. .

En mayo pasado libramos una pequeña batalla y evitamos la corrida de toros, aunque no la feria. Ahora se han ensuciado en todas las instituciones y las autoridades deportivas, en los clubes y sobre todo en los miles de deportistas. Nadie, nadie ha dicho esta boca es mía en solidaridad con ellos. Salvo muy contadas personas y algún reflejo en escasos medios de comunicación que no tienen temor de opinar contra esta gestión nefasta y destructora. Los políticos se callan. Pero ya verán que en campaña se llenarán la boca diciendo (tan igual o más que Bazán) que aman a Huaral. Ninguna autoridad ha salido al frente a protestar por esta ignominia. ¿Y los regidores provinciales? No existen, se hacen los muertitos para que sigan cobrando su dieta y seguramente para que les regalen algunas entradas para el circo en fiestas patrias. Pueblo de Huaral estáis avisados. Se ha consumado el más depravado crimen, la muerte del fútbol en nuestra querida ciudad. En la Roma corrupta los cesar daban pan y circo a la plebe para mantenerla contenta, ¿es lo mismo en el Huaral de hoy? ¡AVE BAZÁN!

Deja un comentario