Inicio COLUMNISTAS 10 Verdades sobre el alcalde de Chancay, el doctor...

10 Verdades sobre el alcalde de Chancay, el doctor Juanelo

1079
18
Compartir

juan-lavarezPor el abogado José Ramos Casazola

pepe-ramosAnte el adelanto y la cercanía de los próximos comicios municipales, resulta imperativo hacernos la siguiente pregunta: ¿Es Juanelo, el alcalde que Huaral necesita?, ayudar a absolver dicha cuestión, es la finalidad última del presente artículo.

Primera Verdad.- Juanelo recibió un distrito ya encaminado, en lo concerniente a ornato, limpieza pública, pistas y veredas, el Dr. Luis Casas ya había iniciado con la construcción del boulevard y otras obras, la modernización de Chancay, de tal manera que sostener, que Juanelo transformó Chancay es una gran mentira tamaño de la catedral, lo único que hizo fue continuar lo que hicieron sus predecesores, ese quizás sea su único mérito.

Segunda Verdad.- Juanelo está involucrado en graves actos de corrupción, tiene un proceso penal por negociación incompatible y aprovechamiento indebido del cargo, por favorecer a sus allegados conforme lo ha establecido la Contraloría General de la República y el Ministerio Público, es importante señalar que tiene requerimiento de acusación y auto de enjuiciamiento, por lo que no se trata de denuncias de algún sicofante, sino de instituciones tutelares del Estado peruano, de lo que se infiere, que las probabilidades de que salga bien librado de dicho proceso son mínimas. Como bien lo ha señalado, la ex alcaldesa de Huaral, señorita Carmen Carvallo Gautier, primero que resuelva sus problemas judiciales, si quiere ser alcalde de Huaral.

Tercera Verdad.- Juanelo ha demostrado ser un incompetente e inepto y ha hecho perder dos años a las municipalidades distritales de la provincia de Huaral, ya que en su condición de Presidente de la Asociación de Municipalidades Distritales de la Provincia de Huaral, nuca hizo nada, ni siquiera convocó a una asamblea, su gestión fue de una pobreza absoluta, un presidente de APAFA lo hubiera hecho mejor, no tiene atenuantes para tan aciaga gestión.

Cuarta Verdad.- Juanelo, durante 8 años no ha resuelto, ni resolverá el problema del comercio ambulatorio, los comerciantes informales siguen en la calle y venden sus productos en forma ambulatoria , yo me pregunto ¿Puede llamarse buen alcalde, a quien en dos periodos consecutivos no ha podido resolver el comercio informal?, creo que no, debemos recordar que Uribe lo hizo en su primer periodo en Huaral, de tal manera que el cuento del orden y limpieza, es otro mito inventado por el alcalde de Chancay, en verdad lo que ha hecho Juanelo es simplemente pistas y veredas y eso lo hace hasta un maestro albañil, si tuviera la oportunidad de ser alcalde.

Quinta Verdad.- Chancay no tiene un camal, durante siete años no ha podido ni siquiera construir un camal, ni mucho menos concesionar a la actividad privada dicho servicio público, con lo que se demuestra, que en materia de gestión pública es un cero a la izquierda, no es posible que Chancay dependa de Huaral para beneficiar el ganado vacuno y porcino.

. .

Sexta Verdad .- Juanelo adquirió un terreno al inicio de su gestión, por un monto superior a los ciento cincuenta mil dólares americanos, con la finalidad de construir un mercado, dicho terreno no contaba con las características para ser destinado a un mercado, sin embargo lo compró, sin que existiera el expediente técnico, sin contar con ni siquiera el perfil y hasta la fecha no ha logrado que le aprueben el proyecto, por la sencilla razón, que en esta era de centros comerciales modernos como Plaza vea , Totus, plaza norte etc , solo a un ignaro y obtuso alcalde se le puede haber ocurrido compra un terreno para un mercado, cuando por ejemplo, en el caso de Huaral, fueron los propio comerciantes quienes adquirieron su terreno, es más los comerciante informales de Chancay ya tenían su terreno propio, la pregunta que nos hacemos ¿ Por qué compró un terreno, que ahora es un elefante blanco, causándole graves perjuicios al erario municipal de Chancay? La respuesta las tienen ustedes hermanos huaralinos.
Séptima Verdad.- Juanelo no ha logrado resolver los graves problemas de agua y desagüe de los centros poblados del Cono Norte, como son Pampa Libre, La candelaria, etc. quienes cansados de sus promesas y su olvido le hicieron una gran marcha al centro de Chancay, por eso los huaralinos tienen que tener cuidado, sobre todo los hermanos de los pueblos jóvenes y moto taxistas (de llegar a ser alcalde los moto taxistas serían sus víctimas ), un alcalde que se olvida del agua y desagüe, no tiene sensibilidad social y no califica para ser alcalde de Huaral.

Octava Verdad.- La seguridad Ciudadana, en este tema Juanelo está reprobado, cuando asesinaron a un trabajador de construcción civil en plena Plaza de Armas, se desnudó por completo la gestión de Juanelo, como una gestión indolente, que ni siquiera ha podido colocar cámaras en la Plaza de Armas, y que no tiene un política de seguridad ciudadana.

Novena Verdad .- El Mega Puerto o Mega cuento, el inefable Juanelo, sostiene que el mega puerto es el progreso, y atentando contra los principio de neutralidad e imparcialidad, que debe tener un alcalde, se ha puesto la camiseta de quienes quieren convertir un hermoso ecosistema, en un puerto de minerales altamente contaminante y que generará pocos puestos de trabajo por estar todo mecanizado, sin embargo, es un fervoroso defensor de los empresarios, que compraron a precio huevo los terrenos del estado, durante el corrupto régimen de Alan García y sus secuaces. Juanelo ha tenido mucho dinero fruto del gobierno aprista, pero como el APRA ya no le sirve, como un judas Iscariote traiciona a los apristas y se va con el mejor postor para tratar de engañar a los huaralinos autoproclamándose como un alcalde honesto y capaz, cuando es todo lo contrario.

Decima Verdad.- Juanelo es un alcalde mediocre, inculto e ignaro, en una entrevista que le concedió al periodista Juan Carlos Chuquilin señaló, que autoritario era gentilicio de autoridad, provocando la risa de medio Huaral, si Martha Hildebrant lo escucharía lo manda a fusilar sin previo proceso, ya que como todos sabemos gentilicio es el que denota el origen de las personas, ya sea por su ciudad, región, país o provincia verbi gracia: gentilicio de Perú, peruano, pero este imberbe alcalde por dársela de culto, cometió una barbaridad, que quedará en los anales de la historia política de Huaral, es tal su incultura y su imbecilidad que quiere que el Perú se retire de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y eso que ha estudiado derecho el pobre.

Luis Alberto Sánchez a quien Juanelo estoy seguro no ha leído, decía que una autoridad debe tener dos requisitos: Honestidad y capacidad, nuestro autoritario e ignaro Juanelo, carece de estos dos atributos, si llegó a ser alcalde de Chancay es porque la fortuna estuvo de su lado, pero acá en Huaral no le será suficiente la suerte, Huaral necesita un alcalde honesto y capaz.

Que esta sinopsis sobre la gestión de Juanelo, sirva para que los que no lo conocen bien, no se dejen engañar por cantos de sirena, y al mismo tiempo para decirle a los huaralinos, que cuando visiten nuestro hermano distrito de Chancay, no solo vayan a apreciar su hermosa Plaza de Armas, sino que también se den una vuelta por su mercado y puedan ver el comercio informal en las principales calles del centro de la ciudad y puedan comprobar como este prodigio de alcalde, no ha podido en ocho años reubicar a los hermanos comerciantes que siguen vendiendo en las pistas. Si Juanelo es alcalde de Huaral ¡Dios nos coja confesados!

Deja un comentario