Inicio TURISMO 11 Diciembre Día Internacional de las Montañas

11 Diciembre Día Internacional de las Montañas

504
0

El 11 de diciembre fue declarado “Día Internacional de las Montañas” a partir del año 2003, por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Este año el tema principal desarrollado para esta conmemoración, es la “Gestión de la Biodiversidad en las Montañas para vivir mejor”.

Esta actividad permitirá no solamente recapacitar sobre la importancia mundial de la protección de los ecosistemas montañosos sino también darse cuenta de la imperiosa necesidad de una gestión sostenible de la biodiversidad de las montañas. Esto podrá lograrse a través de la promoción de la atención constante a las necesidades singulares de las comunidades de las montañas, tanto como la puesta en práctica de todos los modelos que permitan garantizar el desarrollo sustentable de las zonas de montaña, siempre con la activa participación de sus pobladores, puesto que son los protagonistas directos por recibir constantemente las amenazas de destrucción. Así también la creación de asociaciones en todos los niveles para promover una gestión de la biodiversidad que reduzca la pobreza, mejore los medios de subsistencia y proteja el entorno montañoso para todos.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), fue designada como agencia principal de las Naciones Unidas para la coordinación de las actividades correspondientes. Su prioridad es apoyar la creación de comités nacionales. Actualmente trabaja con sus asociados en la elaboración de productos de comunicación sobre este tema para difundirlos en todos los países.

En la República Argentina se ha conformado y está trabajando desde hace un año, el Comité para el Desarrollo Sostenible de los Ecosistemas de Montaña. Sus integrantes son: Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable ( Presidencia ), Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Vicepresidencia), Secretaria de Turismo, Dirección General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Administración de Parques Nacionales, Gendarmería Nacional, Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, Subsecretaría de Recursos Hídricos, Consejo Federal de Medio Ambiente, Subsecretaría de Ordenamiento Territorial y de la Administración Pública.


En este momento se encuentran abocados a conformar el Consejo Asesor de Organizaciones No Gubernamentales, dedicado a la temática de Montañas. La primera reunión de ONG se concretó satisfactoriamente el mes de octubre pasado.
La conservación del ambiente y el uso racional de los recursos naturales, traducidos en calidad de vida para los pobladores de Montaña son los principios básicos del sistema social que se defienden.

El ser humano, a través de los siglos, ha admirado las montañas como uno de los accidentes geográficos más importantes de la superficie terrestre. En ellas interactúan muchos factores muy relacionados entre sí, que repercuten en mayor o menor grado sobre el ambiente y el hombre, constituyendo así uno de los ecosistemas más complejos y útiles, pues manifiestan con toda claridad y amplitud la diversidad biológica que representa una invaluable reserva requerida para su subsistencia.
La riqueza de especies presentes en estos ecosistemas se debe a la gran variabilidad de las altitudes montañosas que conllevan diferencias sustanciales en suelos, climas, exposición de la luz solar y abundancia de la humedad.

Gracias al aislamiento e inaccesibilidad, se pueden encontrar especies muy valiosas, ya desaparecidas en otros hábitats, por consiguiente es muy importante su conservación para garantizar que las especies sobrevivientes continúen contando con las condiciones y protección necesarias para que las futuras generaciones, puedan disfrutarlas como un derecho legítimo.

Al mismo tiempo la existencia de estas especies puede llegar a ser el elemento que permita resolver problemas futuros que afecten la seguridad o supervivencia, como son los desastres en la producción de alimentos o en las enfermedades sin cura aparente. Este gran papel lo cumple la diversidad biológica por lo cual se debe protegerla.

La existencia de patrones de producción y consumo inadecuados han traído como consecuencia cambios en los regímenes de precipitaciones y aumento de los niveles de gases perjudiciales y de la temperatura. Muchas de estas manifestaciones pasan inadvertidas para los habitantes de este planeta, pero hay signos evidentes que no se pueden ignorar como: la deforestación de las montañas, el cambio del uso del suelo, la desprotección de las cuencas y el crecimiento descontrolado de las ciudades en estos ecosistemas.

Es una paradoja que el 25% de la población viva en las montañas pero que aun pocas naciones cuenten con políticas específicas que atiendan las necesidades de estas regiones y de sus habitantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here