Inicio TECNOLOGÍA Google llegó a un acuerdo satisfactorio con editores y autores franceses

Google llegó a un acuerdo satisfactorio con editores y autores franceses

Google Books seguirá fotocopiando, escaneando y digitalizando libros y los editores podrán comercializar las versiones electrónicas de las obras agotadas escaneadas por el gigante de internet.

Tras seis largos años de enfrentamientos judiciales, Google y el Sindicato Nacional de la Edición (SNE) francesa han llegado a un acuerdo que ambas partes consideran satisfactorio, sin resolver los problemas jurídicos de fondo que siguen enfrentando al gigante californiano con otros sindicatos de escritores y editores.

La justicia francesa comenzó considerando bien fundadas las denuncias de varios editores franceses, acusando a Google de apropiación indebida de los derechos de autor de muchos escritores. Google adoptó una doble táctica, jurídica y empresarial. Siguió defendiendo su estrategia mundial de fotocopia/escaneo y puesta en línea de muchos libros, a través de Google Books, mientras que siguió negociando con los editores franceses, uno a uno.


La táctica del gigante americano comenzó a dar resultados prácticos cuando Hachette Livre llegó a un acuerdo comercial con Google, abriendo una brecha finalmente decisiva. Las primeras querellas jurídicas contra Google, presentadas por varios editores franceses, habían comenzado hace seis años. Al Sindicato Nacional de la Edición se sumó la Sociedad de escritores. Sin embargo, la habilidad empresarial de Google ha terminado dando frutos.

«Estímulo» y «promoción» de la lectura

Las asociaciones sindicales de editores y escritores han terminado aceptando un acuerdo que tiene una solución jurídica muy favorable para Google: editores y escritores franceses retiran sus querellas, facilitando un acuerdo empresarial del que no se conocen todas las cláusulas. Google Books seguirá fotocopiando, escaneando y digitalizando libros franceses. Y los editores franceses podrán comercializar las versiones electrónicas de los libros agotados escaneados por Google.

Para el gigante americano se trata de una victoria significativa, cuando sus enfrentamientos con las asoaciones de escritores y editores norteamericanos parecen empantanadas desde hace algún tiempo. Google se ha comprometido a apoyar diversas iniciativas de “estímulo” y “promoción” de la lectura. Los editores franceses consideran eficaz su estrategia original de querellarse jurídicamente contra el gigante californiano, para defender los derechos económicos y comerciales de los autores incluidos en los programa de “biblioteca universal” de Google.

Artículo anteriorPhillip Butters: Basta de estafar y crear ilusión en la gente.. No hay 4 Fantásticos!!
Artículo siguientePobladores denuncian alarmante inseguridad en Huaral.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here