Inicio COLUMNISTAS Crónicas de Huaral (*)

Crónicas de Huaral (*)

514
1

1. Caos Vehicular

Es difícil hablar de tránsito o transporte sin saber a qué usos sirve, es similar que hablemos de voltajes eléctricos cuando no tenemos ni idea que artefactos o maquinarias va a alimentar. Entonces se genera el problema de que se reglamenta en el aire, y las autoridades provinciales, en este caso de Huaral, (pero sucede lo mismo en muchas partes del país) caen en el error de actuar inertemente, dejándose llevar por la tradición y la informalidad, es decir no se planifica.

Lamentablemente nuestra ciudad ha crecido sola y descarriada, abandonada por sus autoridades que sólo se tapaban los ojos para no ver el desorden urbano, entonces cada quien dentro de la provincia siempre ha buscado y obtenido la mejor forma de llegar a su destino a cumplir sus actividades diarias, porque nadie espera cuando existe la necesidad.

Como decíamos al inicio las rutas existentes provienen de la tradición, la necesidad de ir de un poblado a la capital de la provincia, y esto se ha mantenido así a pesar de que la ciudad ha crecido y estos poblados antes lejanos ya forman parte de la ciudad sin embargo las rutas siguen siendo las mismas llegando todas al congestionado centro y así durante todo el día.


Por ello tenemos una ciudad grande desarticulada, lo que generó la aparición de miles de vehículos que cumplen la función de llevar a cualquier persona dentro de la ciudad hacia cualquier lugar de la ciudad, haciendo muy ineficiente la manera de transportarse dentro Huaral.

Y lo peor de todo es que las autoridades en nuestra ciudad no se dan cuenta del tema, y siguen haciendo más de lo mismo sin considerar este tema medular para el ordenamiento y organización del territorio como parte de un todo y siguen enfrascados en problemas ocasionados por consentir terminales de vehículos de transporte en la vía pública y ganándose pleitos ajenos (¿quizás por intereses creados?) cuando lo que debería hacer es normar adecuadamente y hacer cumplir dichas leyes haciendo respetar su autoridad.

Si esto continúa así, dentro de unos años tendremos miles de vehículos más que ingresen al “negocio” del transporte de pasajeros creando más caos dentro de una ciudad que viene creciendo sin planificación donde las avenidas brillan por su ausencia y solo tenemos callecitas que tienden a callejones, donde los vehículos se estacionan donde puedan y se siga teniendo una idea vaga de lo que es un paradero y un terminal.

Por ello es importante que las autoridades entiendan ante todo la importancia de la Infraestructura vial para una adecuada Jerarquización vial y en base a ello crear sistemas eficientes que involucren la demanda y el crecimiento urbano dentro de un todo y no por pedacitos.

(*) Crónicas de Huaral son observaciones de la ciudad de Huaral que se pueden adecuar a muchos contextos

 Por Luis Ramos 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here