Inicio COLUMNISTAS Huaralinos, la sede del Gobierno Regional si importa

Huaralinos, la sede del Gobierno Regional si importa

659
19
José Ramos Casazola.

Se, que para muchos huaralinos, el tema de la sede regional, que se ha puesto en la agenda política de esta segunda vuelta, todavía no les resulta familiar y es lógico, el Gobierno Regional de Lima, creado, dentro del marco de la Ley de Bases de Descentralización y del proceso de regionalización y descentralización, que se iniciara en el Gobierno del Presidente Alejandro Toledo, todavía no se ha consolidado, como se hubiera deseado, por tanto, las provincias del departamento de Lima, todavía no se identifican plenamente con este proceso y carecemos de una identidad, que es menester crear y para ello necesitamos estadistas, que estén a la altura de las circunstancias y no demagogos, prosaicos como Javier Alvarado, para quien el fin justifica los medios, cuando en política son los medios lo que deben justificar el fin. El tema de la regionalización, es un proceso, cuya primera etapa, es la que estamos viviendo, es decir en base a los departamentos, sobre los cuales se han creado los gobiernos regionales, pero lo ideal es que se logre consolidar regiones fuertes, en lo administrativo, económico político y social y por eso el tema de la sede o capital del Gobierno Regional de Lima es de suma importancia para Huaral.

¿Por que es importante, que la sede del Gobierno Regional de Lima, siga en nuestra hermana provincia de Huaura?, en primer lugar por que nosotros colindamos con la provincia de Huaura, tanto el distrito de Chancay, como el distrito de Huaral, ciudad capital de la provincia de Huaral, estamos vinculados históricamente con Huacho, hasta tal punto que antes éramos una sola provincia,(la provincia de Chancay) y nos encontramos a tan solo 45 minutos de Huacho, sede del gobierno regional, esta cercanía nos permite tener ventajas y mejores posibilidades de desarrollo, económico, constituyéndonos en un gran polo de desarrollo conjuntamente con Barranca, consolidándonos como provincias que miran el futuro con una perspectiva común.

Considero importante, que los huaralinos, los huachanos y los barranquinos, nos hagamos las siguientes preguntas ¿Por que los cañetanos, de manera terca vienen luchando por la sede? ¿es un simple capricho de sus ciudadanos?, ¿es un desvarío, fruto de una borrachera de poder del corrupto ex alcalde de Cañete Javier Alvarado?, ¿es una ilusión?, ¿es una rabieta chauvinista sin sustento?, y la respuesta se cae de madura, por supuesto que no, los Cañetanos saben mejor que nosotros y con una mejor visión de desarrollo, que para ellos tener la capital de la región en Cañete, se ha constituido en un asunto de estado, es por eso que no obstante los graves actos de corrupción perpetrados por el inverecundo, ex alcalde Javier Alvarado, los cañetanos cierran fila y se tapan la nariz, por que para ellos, la sede de la región esta por encima de sus desavenencias políticas, o de sus propios intereses políticos, económicos o financieros, si algo hay que reconocerle a los cañetanos, es que han entendido muy bien, que sino tienen la sede de la región, se corren el riesgo de que en cualquier momento puedan ser superados por la provincia de Huarochiri, cuyo crecimiento demográfico y económico, por su cercanía a Lima metropolitana le otorga mejores ventajas comparativas y precisamente antes que pase el tiempo y después tengan que lamentarse, han diseñado una estrategia ,política ,jurídica y mediática con la finalidad teleológica, de llevarse la sede a Cañete, y nosotros pobres ilusos como siempre, creyéndonos el cuento chino, que no pasa nada con la sede , ¿como no va a ha pasar?, si en términos prácticos , quienes conocemos algo de ciencia política o teoría del estado, sabemos, que siempre la capital de una república, departamento o provincia, es el centro del poder administrativo y por ende el lugar donde se toman la decisiones, que afectan la vida cotidiana del ciudadano de a pie, la capital de un gobierno local, regional o nacional, no solo tiene relevancia histórica, sino fundamentalmente tiene una trascendencia política, desde el punto de vista del poder, es el corazón mismo del poder y tendríamos que ser muy idiotas, para quedarnos con los brazos cruzados, cuando vemos que una sanguijuela como Alvarado; denunciado por malos manejos (4 millones de soles) ante la Comisión de Fiscalización del Congreso, involucrado en una compra dolosa de un terreno por $800,000 dólares; viene liderando a los cañetanos en esta fratricida desavenencia judicial y política, con el objetivo de conseguir su ansiado anhelo, de convertir a Cañete en la sede del Gobierno Regional de Lima.


Entonces, tengo el imperativo categórico, de dar a conocer a los huaralinos, la conclusión que saco y es, que tendríamos que ser realmente muy ingenuos, para votar por el toro, sería como darle el puñal a un asesino, a sabiendas que nos terminará por matar, igual es votar por Javier Alvarado, siempre terminará clavándonos el puñal en la espalda de todos los del norte chico, una vez elegido no podríamos esperar otra cosa de él. La estrategia que él mismo ha diseñado, es la siguiente: una vez elegido presidente Javier Alvarado, empezarán las marchas de protesta conjuntamente con las provincias de sur, las presiones a todo nivel y si Cañete, Dios nos quiera, mete más congresistas en las elecciones generales, vendrá la presión política al Congreso y al Tribunal Constitucional y adiós sede en Huacho, este judas moderno, lo tiene todo fríamente calculado para arrebatarnos la sede, de nosotros depende que no lo logre.

Lo que también debemos tener en cuenta los huaralinos, es que para los fines prácticos, resultaría oneroso en tiempo y dinero, trasladarnos a Cañete a realizar cualquier tramite relacionado con la región, los alcaldes y funcionarios de la sierra , saben perfectamente que para conseguir convenios y proyectos para sus pueblos, hay que estar viajando constantemente a la Región, por más oficinas descentralizadas que haya y es que así funcionan las cosas, dejémonos de estupideces, dejemos de pensar en nuestros propios y mezquinos intereses y por primera vez pensemos en Huaral, unámonos por una causa justa y dejemos a un lado nuestras diferencias políticas , si no lo hacemos la historia nos va ha pasar la factura , recordemos que hace 20 años, teníamos casi el mismo nivel de Huacho, hoy en día la provincia de Huaura nos lleva merecidamente la delantera, aprendamos a unirnos en una visión conjunta de desarrollo y no sigamos como en el mito de Sísifo, condenados a cargar una piedra hasta la punta de una montaña, para que después que se vuelva a rodar, tengamos que levantarla de nuevo y así por toda una eternidad, estoy dando la clarinada de alerta; a los que quieran votar por Alvarado que lo hagan, están en su derecho, pero les pido que mediten profundamente sobre el tema de la sede, yo he decidido mi voto por la familia, por que para mí, este tema es de vital importancia ,y de una gran trascendencia; mi animadversión, mi inquina y mi ojeriza política con el actual alcalde de Huaral, no me obnubila hasta el extremo de no poder entender, que el político no debe pensar con el hígado, cuando se trata del futuro de sus coterráneos. Hermanos del Norte chico como diría Vallejo “hay muchísimo por hacer”.

Por: José Ramos Casazola

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here