Inicio Luis Guerrero Paremos La Rueda

Paremos La Rueda

386
2
Compartir

Agencia Huaralina de Noticias

elecciones

 

La percepción que tiene un amplio sector de la población sobre las elecciones regionales y municipales, es que se trata de una elección menor y con menos importancia que las elecciones generales, que es cuando se elige al presidente de la República, así como, a los representantes, nuestros, en el Congreso Nacional.

Esta visión equivocada hace que no se le preste mayor interés, tanto a nivel del electorado como de los mismos postulantes a los cargos de gobiernos regionales y municipales.

Eso hace que, los potenciales votantes y responsables de elegir a sus autoridades, no muestren una mayor exigencia hacia los candidatos, para que ellos demuestren una verdadera capacidad para manejar la cosa pública y, al no sentirse exigidos, los pretendientes a ser gobernantes, obvian lo que debería ser, para ellos, una obligación, como es, el de hacer conocer sus capacidades en amplitud.

Es por ello que a estas alturas, a 4 meses y días de llevarse a cabo las elecciones, solo se escuchan discursos insustanciales, que lo máximo que demuestran es voluntarismo y, en otros casos, el solo afán de lograr el status de autoridad, para ver, si así, lo consiguen en lo social. Por supuesto, sin dejar de mencionar a quien o quienes desean manejar las arcas fiscales regionales o municipales para conseguir otras ventajas, que sería ocioso describir.
Quienes tienen el deber de votar deben de entender que al hacerlo, no solo están cumpliendo una obligación, que las leyes le exigen, sino que también están eligiendo a quienes tienen que ver con su bienestar.


Si el hombre constituye el elemento vital y es el motor del desarrollo, que, a la vez, es la fuente generadora de la riqueza, debe de contar con autoridades que propicien y estimulen fuentes de trabajo y que, además, le brinden la protección necesaria para su mejor desenvolvimiento laboral, que va desde un servicio de seguridad ciudadana eficiente, pasando por el control de la calidad educativa y un optimo servicio de salud.

Nuestras próximas autoridades, sea regional o municipal, deben de escogerse entre los candidatos que entiendan que sus funciones en los gobiernos no es solo de administradores y sembradores de cementos, sino que, deben ser imperecederos creadores e innovadores de oportunidades para ponerlos a disposición del pueblo.

No hay peor estética urbana, que una ciudad con parques hermosos, pistas y veredas relucientes, caminados por niños desnutridos y harapientos, corridos por delincuentes adolescentes o juveniles, por personas que han perdido la alegría y que pasean sus rostros de frustración, por no conseguir un buen vivir en el lugar que nacieron o escogieron.
Esa rueda injusta, y que parece incontrolable, solo puede ser detenida dándole la importancia necesaria a las próximas elecciones regionales y municipales, y el entender que es muy necesario votar bien. El voto responsable significa todo ello.

Pero, mucho más importante, es entender que los buenos gobernantes regionales y municipales son necesarios, imprescindibles. Debemos ser capaces de aprender a escogerlos.

Deja un comentario