Inicio COLUMNISTAS Los periodistas ya no son dioses lejanos, son tan importantes como el...

Los periodistas ya no son dioses lejanos, son tan importantes como el lector

431
0

Recientemente se han visto cambios en el modo como informamos y en la manera como propalamos las noticias. Estos cambios son demasiado profundos y sobrecogedores –espantosos para las mentes de muchas personas– como para sacudir los cimientos, no solamente del trabajo que se desarrolla en los diarios, sino también en los sisas básicos mediante los cuales nos comunicamos unos con otros. Permítaseme ilustrar ésto, con una breve mirada a mi propia carrera en el periodismo.

pulitzer

Cuando yo comencé esta carrera en los Estados Unidos, hace medio siglo, usábamos máquinas de escribir. Luego enviábamos nuestros relatos mediante tubos neumáticos, a la sala de redacción donde los cajistas los transcribían a tipos de metal, para usarse en máquinas de linotipo y luego en páginas de metal. Hoy día todo esto es una historia tan antigua que se sitúa más allá de los posibles recuerdos.

Actualmente escribimos nuestros artículos en computadoras -algunas veces, aún en teléfonos celulares- y los transmitimos instantáneamente a nuestros editores, quienes los colocan en las redes electrónicas del periódico, de donde son transmitidos de inmediato y puestos a disposición del público, no solamente para que los periódicos sean leídos sino para que los lectores hagan comentarios y adiciones.


Como comprenden los autores del excelente libro Derribando muros. Periodismo 3.O: Oferta y demanda de comunicación en el Perú de hoy, que se publicará el 17 de febrero, ya no tenemos “productores” y “consumidores” de noticias. Los editores y los reporteros ya no son dioses lejanos que envían hacia abajo bloques de papel. Son más bien participantes de un proceso de “toma y daca”, en el cual el lector es tan importante y necesario como lo es el reportero y el editor. Esto asusta a muchos periodistas -especialmente aquellos de nosotros que hemos estado en el periodismo durante mucho tiempo- porque ello da fin a todas las viejas creencias en las cuales se basaron nuestras vidas y nuestros periódicos. Es totalmente un nuevo mundo y muchos de nosotros no nos sentimos cómodos con esos cambios.

Los autores de este libro creen que estamos equivocados al sentirnos temerosos. Ellos creen que este periodismo, o más ampliamente, la media – es totalmente una nueva era– increíblemente excitante; que permite que nos hablemos, unos a otros alrededor del mundo, con una cercanía nunca antes disponible. Aunque ellos reconocen que muchos usuarios de blogs no son confiables y que aún pueden ser maliciosos, también argumentan que el más responsable e imaginativo de estos publicistas electrónicos y unipersonales nos pueden brindar las noticias de una manera nunca antes disponible. Ellos saben que, contrariamente a la creencia común, la lectura no es hoy día una habilidad en declive entre la gente joven, sino por el contrario una afición floreciente, porque la Internet es ante todo y sobre todo un medio de lectura.

Ellos también comprenden que actualmente el sistema peruano de educación es casi, podría decirse, totalmente mal equipado para preparar a los estudiantes para afrontar este promisorio nuevo mundo. Todo peruano pensante ha sabido, durante años, que las escuelas públicas del país necesitan desesperadamente una reforma, pero son pocos los que aparentan darse cuenta de cuan radical debe ser esa reforma, con el fin de servir a los mejores intereses de los estudiantes y por ende a los mejores intereses del mismo Perú. Por esta razón este libro debe ser lectura obligatoria de todo aquel que está relacionado, de alguna manera, con la educación peruana. Todos nosotros estamos en deuda con sus autores, porque han efectuado un examen riguroso de estos importantes asuntos que en verdad constituyen un desafío.

Periodismo 3.0  El Comercio 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here