Inicio COLUMNISTAS Sin sentido…

Sin sentido…

749
0
Plaza de Armas de Huaral.
Plaza de Armas de Huaral.

Hace ya buen tiempo se viene discutiendo sobre nuevas ordenanzas y/o modificatorias de ordenanzas y planteamientos sobre el transporte urbano en nuestra localidad, un reflejo de esto es la modificatoria a la ordenanza Nº 009-2009 pero sin embargo creo que no terminan de resolver el grave problema generado a causa de la sobreoferta de vehículos de transporte público, la mala organización de las rutas y la incipiente infraestructura vial, es decir no logran armonizar un adecuado sistema vial en nuestra ciudad.

Siempre he oído hablar a la par con estos intentos de normar el transporte, sobre un futuro plan regulador y/o la espera del plan de desarrollo urbano para iniciar un trabajo pero al final siempre se está a la espera de algo.
Un tema que me llamó mucho la atención es el sentido de la calle Aparicio, el cual ha sido modificado varias veces y la última vez que oí sobre la propuesta de modificar nuevamente el sentido se debe más a una condición generada por la mala solución que se le han venido dando al problema, es decir a la solución de un problema que no es la raíz del problema principal, lamentablemente en nuestra localidad estamos acostumbrados a ver apagafuegos improvisados y casi nunca se ataca la raíz del problema.

Somos todos conscientes que nuestra localidad ha crecido, pero no todos somos conscientes de los problemas que se han ido generando de manera natural conforme se va dando nuestro crecimiento y peor aun cuando este crecimiento no se ha ido planificando. Alguna vez leí que Lima es producto de un parto por cesárea fuera del quirófano, debido a su crecimiento caótico y a las malas soluciones a lo largo de los años, recuerdo que alguna vez mientras ojeaba unas revistas encontré una del año 65 en donde se hacía un análisis de la crisis del tránsito y del transporte en Lima y para sorpresa mía los problemas eran muy similares por no decir casi los mismos que se observan ahora en nuestra ciudad capital, esto me llevó a la conclusión de que nunca se siguieron las recomendaciones ni soluciones que se planteaban ya que el problema identificado continúa y las soluciones aparentes son las mismas identificadas hace casi medio siglo atrás.

No podríamos comparar la magnitud de Lima con nuestra localidad pero sin embargo los problemas están ahí, a escala menor pero presentes y con la característica de que a lo largo de los años se viene haciendo nada para solucionarlos y por ende se ve el futuro más problemático aún.


El proceso de conurbación en Huaral se viene dando cada vez con más notoriedad, ya no es el centro urbano con varios poblados dispersos a los cuales se llegaba atravesando tierras de cultivo, en donde el transporte púbico te llevaba del centro del poblado al centro de Huaral es decir a la plaza y al mercado, ya que ahora muchos de estos focos aislados ya son parte del continuo urbano haciendo necesario que se replantee la forma de comunicar el centro con estos poblados y el territorio existente entre ambos. Se hace evidente que muchos ya vieron el constante problema que se genera cuando todos los vehículos de transporte público quieren atravesar la plaza y por ende desean resolver dicha problemática, pero y luego qué? No se le ofrece alguna solución más allá que el decirles no.

Otro problema que se ha ido generando a través de los años y difícil de erradicar por el conflicto de intereses que aparentemente representa es el de los paraderos iniciales en la vía pública, la iniciativa de la creación de terminales quedó muchas veces en el papel y en la práctica no se dio. Por otro lado el funcionamiento interno de la ciudad, ahora más grande, no tiene una solución propia que no implique taxis o mototaxis sino que muchas veces son solucionados a medias por el transporte público que llega de la periferia de Huaral.

En fin son muchos los problemas que encontramos, pero nada del otro mundo, y que encontrarían una feliz solución siempre y cuando se articule un sistema vial, en donde exista una adecuada jerarquía vial acompañada de un planteamiento urbano más eficiente y por ende coherente, en donde se descongestione el centro y se de mayor fluidez a las actividades económicas como eje del desarrollo local.

En cuanto al transporte público debe evaluarse de manera más amplia, es necesaria la aparición de verdaderos terminales para el transporte urbano e interurbano (de similar manera que con el interprovincial), y se deben replantear las rutas en base al crecimiento que se ha venido generando, soy de la idea de que el transporte público debe de ser más eficiente dentro de la ciudad, pero la solución tampoco está en la erradicación total de los vehículos menores y/o taxis ni en el simple hecho de alejarlos del centro, la solución debe empezar por el entendimiento de cada tipo de transporte utilizado y definir el lugar y la manera en el cual sean mas eficientes y sirvan mejor al poblador y de esta manera evitaríamos problemas sociales que complicarían el tema, pero a la vez debe de haber un mayor control y evitar desbordar la ciudad con vehículos de transporte público.

Por otro lado no debemos olvidar la falta de lugares de estacionamiento dentro de la ciudad, haciéndose cada día más necesaria la búsqueda de estos lugares en playas de estacionamiento privadas, y es importante que las nuevas habilitaciones urbanas y grandes centros comerciales y/o mercados prevean el impacto vial que puedan generar.
Las soluciones a destiempo son muy difíciles, porque te obligan a resolver problemas generados por otros problemas volviendo todo más complicado, sólo espero que dentro de 50 años no veamos el resultado de esto que no pudimos resolver y tengamos una ciudad ejemplo de desarrollo y orden.
Por: Luis Ramos Ostos Arquitecto

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here