Inicio Luis Guerrero Si la selva es de todos los peruanos, Chancay ¿De quien ès?

Si la selva es de todos los peruanos, Chancay ¿De quien ès?

711
15
Compartir

LUIS GUERRERO COLÀN
AGENCIA HUARALINA DE NOTICIAS

Chancay Port
Chancay Port Terminal portuario multipropósito

En su afán de búsqueda de ofertas rentables para el capital extranjero, los voceros del gobierno aprista, con Alàn García Pérez como voz principal, han manifestado que: «nuestra amazonía es de todos los peruanos y no de un grupo de nativos…» En verdad, en lugar de criticar al señor presidente por esta aseveración, debemos darle las gracias, porque, con esa frase, nos ha hecho recordar que todo el territorio peruano nos pertenece y que no es propiedad de un grupo de capitalistas asociados, convenientemente, con políticos mercachifles.

Nos imaginamos que ese «descubrimiento» alanista permitirá que se recupere el concepto de pertenencia sobre nuestro territorio y que de inmediato se ponga manos a la obra en la defensa de nuestras riquezas y en rescatar lo que hemos o estamos perdiendo.

. .

Por supuesto, el mensaje dado por el máximo jerarca del APRA, tenía por intención demostrar que él tiene el control sobre todo lo que sucede en nuestra patria y que unos cuantos «perros de hortelanos» con sus «ladridos» no lo van asustar. A estas alturas varios ya deben de haberse cambiado los pañales. La palabra insurgencia debe de haberles puesto los pelos de punta y provocado incontinencia urinaria.

Mientras esto sucede a nivel nacional, nuestra provincia es testigo de como esa misma clase de depredadores va preparándose para deglutirse el medioambiente chancayano. Con el mismo libreto que utilizan en todos los lugares donde encuentran el manjar económico que satisface sus apetencias incontroladas de riqueza, han logrado convencer a los tontos útiles – siempre necesarios en este tipo de empresas- para que los apoye en lograr el supuesto «desarrollo» del pueblo heroico que defendió su soberanía con dignidad en la infausta Guerra del Pacífico. Ahí, en el fondo del mar, frente a la bahía chancayana, está la «Covadonga», hundida no con la cantidad de armamentos que contaban, sino con el inmenso amor que los pobladores profesaban por su tierra, no dicha en palabras sino a través de sus actos.

Ahora que nos han recordado que el Perú es de todos los peruanos, pedimos al señor alcalde Juàn Álvarez Andrade que le diga a su pueblo: Chancay, ¿De quién es?

Deja un comentario