Inicio Luis Guerrero ¿Buscaron un cómplice?

¿Buscaron un cómplice?

587
14
Compartir

Si bien es cierto, que mayores expectativas no despierta el actual Concejo Municipal; creemos que, al menos, deberían de realizar algún esfuerzo en mostrarnos la capacidad intelectual que la obtención de sus títulos y la práctica de sus profesiones deben de haberles exigido. Pero, al parecer, algunos regidores utilizan su erudición solamente en sus ámbitos particulares y la mezquinan cuando tienen que exponerla en beneficio del pueblo que los eligió.

Este concepto ha quedado demostrado en la sesión de Concejo Municipal realizada el viernes 9 del presente mes, donde ni un pequeño resplandor de prestigios ganados en otros menesteres, iluminó siquiera un exordio de algo, que pudiera demostrar que se estaba pensando en el bienestar de Huaral.

Ese viernes pudimos ver a un Concejo Municipal avasallado por su ignorancia, en cuánto al conocimiento de las normas y por la presión -chantaje podría ser una mejor definición- de quienes han expugnado nuestra ciudad, con vehículos maniobrados por atilas modernos, contaminadores ambientales a destajo, homicidas del orden y la tranquilidad; que no respetan en nada leyes, ordenanzas, ni reglamentos, pero que reclaman sus derechos, por supuesto, evadiendo sus deberes.

Quienes deberían construir las murallas, que nos defiendan de esa mesnada depredadora de las reglas que permiten una coexistencia civilizada, a la hora de tomar decisiones y actuar, utilizan el trasoñar como método de análisis, para beneplácito de quienes, en forma individual o de grupo defienden intereses, casi nunca santos.

. .

¿Resultado? El haber dejado la pésima impresión de ver a Regidores enfrascados en llevar adelante consignas con «tufillo» de componenda y no propuestas debidamente debatidas. La conformación de la Comisión de Transporte, que había centrado la mayor atención de parte de la opinión pública, debido a que, como es ampliamente conocido, sentido y sufrido por el pueblo de Huaral, el sector transporte es uno de sus principales problemas y sin visos de solución inmediata. Ni antes ni ahora las sucesivas gestiones municipales realizaron el esfuerzo necesario para resolverlos; más bien, pareciera que la alentaron con la finalidad de convertir el caos del transporte en un pingüe negocio a disfrutar por dirigentes, funcionarios y ¿regidores?

El haber sido designado -con la venia de 7 regidores- don Julián Molina, como Presidente de la Comisión de Transporte; alguien que tiene respuestas pendientes que darnos, entre ellas, la del audio que probaba un supuesto acto de corrupción de parte del Jefe de Logística, Carlo Renato de los Santos, según él lo denunció y que, pasado los meses, de la grabación no se sabe nada. Este solo hecho, que demuestra una falta total de seriedad de parte del regidor Molina, hubiera servido de argumento válido, para no darle tan importante encargo. Una irresponsabilidad total, que debe ser respondida. Caso contrario quedaremos convencidos que el día de la Sesión del Concejo Municipal, no se designó un Presidente de la Comisión de Transporte, sino que se buscó a un cómplice.


De: AGENCIA HUARALINA DE NOTICIAS
Luís Guerrero Colán

Deja un comentario