Inicio Locales Evo acepta el reto de un referendo revocatorio

Evo acepta el reto de un referendo revocatorio

270
0
Compartir

evo-morales.jpg

Aprobado en la víspera por el senado dominado por la oposición. El mandatario boliviano reaccionó de inmediato y recordó que fue su despacho el que presentó el proyecto de ley.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se mostró “muy satisfecho” con la aprobación en el Senado del referendo sobre la revocación de su mandato y el de los nueve gobernadores y se comprometió a convocarlo de inmediato.

“Quiero reiterar mi posición de someternos al pueblo, que nos diga quién sirve y quién no para gobernar”, dijo Morales, tras considerar que esa consulta “es una forma de profundizar la democracia” .

El mandatario hizo esta declaración en el Palacio de Gobierno en La Paz, después de mantener una reunión con su gabinete y acompañado por casi todos sus ministros, que lo aplaudieron al principio y al final de su discurso.

Morales recordó que la propuesta para revocar su mandato, el del vicepresidente, Álvaro García, y el de los nueve prefectos (gobernadores) regionales, la mayoría opositores, la lanzó él mismo en diciembre pasado en medio de una tensa situación política relacionada con el proceso constituyente.

El trámite de ese proyecto de ley, que recibió en enero el visto bueno en la Cámara de Diputados, se estancó en el Senado, que hoy lo aprobó de forma sorpresiva y por unanimidad, ya que incluso los legisladores del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) votaron a favor.

La decisión del Senado da un nuevo giro a la crisis política que vive Bolivia desde hace varios meses por el enfrentamiento entre el proyecto de “refundación” constitucional impulsado por Morales y las demandas autonómicas de varias regiones opositoras, lideradas por la rica Santa Cruz (oriente).

Morales aseguró que el referendo revocatorio está orientado “a definir en las urnas y no con violencia” la conflictiva situación por la que atraviesa el país y pidió al Congreso que le envíe “de manera inmediata” la norma aprobada hoy para convocar la consulta cuanto antes y así “ganar tiempo”.


Pocas horas antes, el mandatario izquierdista citó a los nueve gobernadores a dialogar el próximo lunes en La Paz sobre la crisis, agravada tras el referendo autonomista cruceño.

En el referendo, se preguntaría a los bolivianos si están de acuerdo con la continuidad del proceso de cambio encabezado por Morales, así como con la permanencia de los gobernadores.

Para revocar los mandatos hace falta que el “no” supere tanto el porcentaje de apoyo obtenido en los comicios nacional y departamentales de 2005, en los que fueron elegidos, como el número absoluto de votos.

En el caso de Morales y su vicepresidente, quedarían revocados si el “no” a su continuidad es superior al 53,7 por ciento de apoyo que consiguieron en 2005 y a los 1.544.374 votos que cosecharon.

DATOS

Nuevas elecciones. Aún no hay una fecha exacta para el referendo revocatorio aprobado en el Senado, pero si los electores bolivianos rechazan la continuidad del presidente y vicepresidente, Evo Morales debe convocar a elecciones generales en un plazo de tres a seis meses.

Prefectos. En cuanto a los prefectos, deberán dejar sus funciones de inmediato si su mandato es revocado y Evo Morales designaría a un gobernador interino en su lugar.

SERÁ UN DIÁLOGO DE SORDOS

1) Antes de conocerse la decisión del Senado, Evo Morales convocó a los prefectos a una reunión para el próximo lunes con el fin de buscar fórmulas que garanticen “una autonomía con justicia social, con igualdad y con unidad”, según dijo en un acto celebrado en Santa Cruz.

2) El portavoz de la Prefectura cochabambina anticipó que el gobernador de esta región y los de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija prevén reunirse “probablemente el domingo” para adoptar una decisión al respecto.

3) Sin embargo, algunos prefectos señalaron que no dialogarán con Morales hasta después de los referendos previstos en Beni, Pando y Tarija para junio próximo.

Fuente: Diario La Republica.

Deja un comentario