Inicio Locales Clinton llevó su campaña a Puerto Rico con la música de Ricky...

Clinton llevó su campaña a Puerto Rico con la música de Ricky Martin

226
0
Compartir

Hillary Clinton se volcó hoy en su «campaña criolla» con la música de Ricky Martin en un recorrido por varios municipios del área metropolitana de San Juan en busca de una aplastante victoria en las primarias de Puerto Rico del domingo.

Si el principal acto del viernes por la noche en San Juan estuvo marcado por el ritmo del merengue y el reguetón hoy la música de Ricky Martín, quien esta semana anunció su apoyo a Clinton, ha acompañado a la caravana que sigue a la senadora por Nueva York.

Con la vista puesta en el resultado de la decisión que adopte la dirección del Partido Demócrata en Washington sobre los delegados de Florida y Michigan, Clinton pretende en Puerto Rico demostrar a los «superdelegados» que es la candidata que puede ganar en noviembre.

«Esperamos que los boricuas salgan mañana a votar mayoritariamente porque una amplia participación servirá para que los superdelegados nos den la victoria», explicó a Efe Blanca Paniagua, funcionaria retirada del Departamento de Familia de Puerto Rico que participa en la organización de la «campaña criolla».

Superdelegados

Sin posibilidades matemáticas de ganar al otro aspirante demócrata a la candidatura presidencial, Barack Obama, en número de delegados, Hillary Clinton se aferra así a los cerca de 250 «superdelegados» que todavía no se han pronunciado.

Clinton ha programado quedarse todo el fin de semana en Puerto Rico en busca de una victoria que le siga dando el suficiente aire para mantenerse en campaña, toda vez que el próximo martes sólo quedarán las primarias de Montana y Dakota del Sur.

En las primarias boricuas se elegirán un total de 55 delegados que se repartirán entre ambos candidatos y que acudirán a la Convención Nacional de Denver (Colorado) en agosto, además de otros siete «superdelegados».

Agenda


Antes de iniciar el recorrido en el pueblo de Cataño, Hillary visitó un hospital en la vecina ciudad de Caguas, donde se comprometió a igualar los beneficios de salud dedicados a Puerto Rico con el resto de los Estados Unidos.

Clinton también propuso que si llega a la Casa Blanca ampliará el plan de exención de impuestos a las empresas que inviertan en la isla para promover la creación de empleos.

Camiones con grandes altavoces con la música de Ricky Martin escoltan los numerosos vehículos que acompañan en caravana a la aspirante a la candidatura demócrata que en las calles saluda a la gente desde un vehículo abierto, mientras que se desplaza en otro automóvil cerrado por las autopistas.

Un fuerte aguacero obligó a Hillary Clinton a esperar dentro del vehículo, mientras alrededor de la caravana se originó un fuerte atasco de tráfico.

La intensa campaña de Hillary Clinton no tiene precedentes en Puerto Rico porque nunca antes un aspirante a la candidatura presidencial había desplegado tantos recursos para atraer a los delegados boricuas.

Nunca antes tampoco unas elecciones primarias en Puerto Rico habían adquirido tanta relevancia y atención en EE.UU., ya que los dos aspirantes luchan por cada delegado.

Barack Obama

La campaña de propaganda en radio y televisión es también constante con Obama hablando en un trabajado español para reclamar el voto, mientras Clinton apela a sus lazos tradicionales con la comunidad puertorriqueña a través de la colonia boricua en el estado de Nueva York.

Las encuestas dan un amplio margen de victoria a Hillary, que demuestra, como ya lo hizo en otros estados, que cuenta con el sólido respaldo de la comunidad hispana.

La ironía para Puerto Rico es que a pesar de la importancia de las primarias del domingo los 2,3 millones de puertorriqueños que viven en la isla con derecho a voto, del total de 3,9 millones de habitantes, no pueden participar en las elecciones presidenciales por el estatus político de estado asociado.

Finales

Al margen de la decisión que adopte hoy la dirección demócrata en Washington, Obama lleva una ventaja de 1.984 delegados frente a los 1.783 de la senadora por Nueva York, pero si ninguno de los aspirantes llega a la cifra de 2.026 la decisión final la tomarán los «superdelegados».

Fuente: Rpp Noticias.

Deja un comentario