Inicio Locales Gobierno declara estado de emergencia provincias de Huaura Huaral y Barranca entre...

Gobierno declara estado de emergencia provincias de Huaura Huaral y Barranca entre zonas del norte chico.

259
0
Compartir

del-castillo1.jpgEl Gobierno peruano decretó el estado de emergencia en diversas provincias en donde el denominado «paro agrario», que resultó un fracaso, ha sido, sin embargo, aprovechado por elementos antisociales para generar disturbios y una ola de violencia que atenta contra la seguridad de todos los peruanos.

Así lo informó anoche el premier Jorge del Castillo, quien aseguró que esta medida se debe a los innumerables reportes y denuncias de actos vandálicos que han causado gran temor en la población.

El Decreto Supremo 012-2008-PCM declara en estado de emergencia a las provincias de Huaura, Huaral y Barranca del departamento de Lima; Huarmey, Casma, Santa, del departamento de Áncash; y las provincias de Virú y Trujillo del departamento de La Libertad, por el lapso de una semana.


«Esta declaración de estado de emergencia implica la suspensión de los derechos constitucionales, relativos a la libertad personal, inviolabilidad de domicilio, la libertad de reunión y de tránsito», señaló el Premier.

Del Castillo consideró como un «fracaso» el denominado paro agrario, pero advirtió que un grupo de delincuentes han aprovechado el mismo para asaltar y generar violencia entre la población, que se encuentra varada por la toma de la Panamericana Norte, principalmente en las zonas señaladas.

Asimismo aseguró que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional contarán con el apoyo del gobierno para actuar «enérgicamente» ante cualquier acto vandálico, que atente contra la seguridad de los peruanos y peruanas. «Este decreto dispone que las Fuerzas Armadas asumen el control interno de las citadas provincias», agregó.

Del Castillo culpó al dirigente agrario Enrique Málaga y sus seguidores, de ser los responsables por los actos de violencia que se han suscitado en todo el país, por no saber organizar una verdadera movilización.

Deja un comentario