Preparándose para ganar… No para gobernar

Preparándose para ganar… No para gobernar

La nefasta relación de política-corrupción sigue dañando. Ya no solo la decepción es su único resultado. La aversión, hacia todo lo que tenga que ver con la política.

 

More in Luis Guerrero