Inicio ACTUALIDAD El escalofriante testimonio de Sandro Villegas, el asesino de Ingrid Arizaga (VIDEO)

El escalofriante testimonio de Sandro Villegas, el asesino de Ingrid Arizaga (VIDEO)

83
0
Compartir

La existencia de Ingrid Arizaga Bandin (36) llegó a su fin a manos del hombre que juró amarla toda su vida: Sandro Gino Villegas Arévalo la mató a balazos en el puesto de comida donde ella trabajaba en el Callao. Pese a que el asesino intentó huir, finalmente fue arrestado y hoy ya comparece ante la Justicia.

Este último domingo, Panorama realizó un reportaje en donde se detalla el escalofriante testimonio del homicida, quien relató lo sucedido y las causas que lo habrían motivado a cometer ese crimen atroz que ha dejado a los cuatro hijos que tenía con su víctima en la más completa orfandad.

“Yo quería hablar con ella y resolver el problema y estar con mis hijos, volver y estar junto con ella. Me empezó a hablarme mal, me ofusqué, ella se ofuscó e hice lo que hice, un acto negativo”, empezó a decir Villegas Arévalo.
En otro momento, el asesino reveló que le molestaba mucho que su esposa parase bastante tiempo utilizando su celular “conectada al WhatsApp” y que sospechaba que tenía otra relación, algo que ella lo negaba (personas cercanas a ella afirman que se quería separar de su pareja cansada de sus maltratos).

. .

“Yo quería tratar de comunicarme con ella y paraba en el WhatsApp. Entonces yo le digo con quién paras en el WhatsApp. Con qué persona, al menos dime. Con mi amiga (le respondía). ¿Con tu amiga? ¿Tanto la amiga? Pero si trabajas con la amiga y vas a estar comunicándote con la amiga. Yo le digo: dime la verdad, si tienes otra persona terminamos la relación, yo rehago mi vida”, contó Sandro Villegas.

A continuación, narró el momento en el que tuvo frente a frente a su víctima. “Salí de mi trabajo, me puse mi saco y salí para allá, para el mercado Santa Rosa. Me encontré con ella en el puesto, yo le digo qué pasa que no me contestas el celular. Es que estoy trabajando (le dijo su esposa). Pero si estuvieras trabajando ocupada no estarías en línea en WhatsApp, pues. ¿O qué pasa? Si hay una persona, dímelo”, expresó.

“Le dije ‘Ingrid, vamos a arreglar la situación por el bien de los bebes. No, anda vete, vete que estoy trabajando, que me van a botar del trabajo’. Tanto así que ya me descontrolé totalmente y ahí saqué el arma y le disparé”, dijo con total sangre fría.

Por otro lado, el homicida se dirigió a un efectivo policial y le pidió que lo matase. “Quisiera que me metas un balazo. Méteme un balazo, te juro que quisiera que me metas un balazo”. “Sí, me arrepiento. Yo sé que este arrepentimiento no va a servir de nada”, concluyó.

Correo

Deja un comentario