Inicio Destacados Pablo Escobar: lo contrataron para matar a ‘El patrón’, pero delató a...

Pablo Escobar: lo contrataron para matar a ‘El patrón’, pero delató a narcotraficantes

771
0
Compartir

Pablo Escobar estuvo en la mira de varios narcotraficantes durante mucho tiempo. Cuando era conocido como el ‘Zar de la cocaína’, varios cárteles de droga de Colombia pensaron en deshacerse de él, entre ellos, el de Cali, a cargo de los Hermanos Orejuela. Ellos contrataron a un exmilitar llamado Jorge Salcedo para acabar con ‘El patrón’.

Jorge Salcedo tenía estudios en ingeniería y economía. Además, sirvió en el Ejército de Colombia, allá por el año 1982, en labores de inteligencia. Él trabajó para compañías petroleras y químicas antes de involucrarse con el narcotráfico. Poco después, se incorporó a la vida civil. Pero Pablo Emilio Escobar Gaviria rondaba cerca. Convertido en un capo de la droga, ‘El patrón’ mandó matar al ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla, que era un amigo de infancia de Salcedo.

.

Entró por recomendaciones a trabajar para el Cártel de Cali, rival del Cártel de Medellín. Los hermanos Rodríguez Orejuela, Gilberto y Miguel, lo emplearon como parte de su seguridad. Los narcotraficantes necesitaban protegerse de los atentados de Pablo Escobar. Además, también estaban interesados en acabar con la vida del capo de la droga.

Sin embargo, se adelantaron a sus planes. Jorge Salcedo no tuvo que asesinar a ‘El zar de la cocaína’ porque mataron a Pablo Escobar el 2 de diciembre de 1993. El capo de la droga que fuera líder del Cártel de Medellín y un sicario que lo protegía conocido como ‘Limón’ fueron abatidos por un comando de Colombia. Pasado el peligro, Jorge Salcedo intentó desligarse, pero no pudo. Al final se decidió a entregar a Miguel Orejuela Rodríguez, ya que Gilberto estaba preso.

El exmilitar decidió entregar a Mique Rodríguez Orejuela (izquierda). Gilberto Rodríguez (derecha) había sido capturado antes.

La Administración para el Control de Drogas (DEA), de Estados Unidos, lo contactó. Le ofrecieron una recompensa y la posibilidad de escapar del Cártel de Cali. Él aceptó. La DEA lo sacó de Colombia y le dio una nueva identidad. El hijo del narcotraficante Miguel Rodríguez Orejuela quería matarlo pero, hasta hoy, él sigue viviendo en una dirección desconocida del país norteamericano.

LR

Deja un comentario